Albóndigas en salsa con arroz

Afuera llueve y sopla el viento. Hace mucho frío. Es mediodía del domingo y todavía tenés puesto el piyama. Estás cansadx de los guisos y tenés un hambre voraz. Revisás la alacena: hay arroz o polenta. Cualquiera te va bien, pero algo más hay que ponerle: no se puede vivir del amor y tampoco se puede comer polenta sola. Otra cosa: está bueno hacerte trampa a vos mismx y dejar cosas escondidas en el freezer. Ojalá que haya un puñado de carne picada porque acá van unas simples instrucciones para cocinar albóndigas en salsa. Son fáciles y están buenísimas y hacen de un arroz o de una polenta algo inolvidable.

Ingredientes para las albóndigas (dos personas)

Lo que lleva sí o sí

Carne picada especial: 500 grs.
Huevo: 1
Miga de pan remojada en leche: 1 taza
Harina: para envolver y moldear las albóndigas

Lo opcional: al albóndiga base se le puede sumar otros elementos, incluso algunos no consignados aquí

Un diente de ajo o media cebolla picada o una cebolla de verdeo
Queso rallado: 50 grs.
Sal y ají molido o pimienta a gusto
Perejil, orégano o albahaca

Variantes para seguir con las albóndigas si nos falta algo

En lugar de la miga de pan remojada en leche, un par de cucharadas de pan rallado.
Si falta harina, enharinar con pan rallado.
Mezclar mitad y mitad de carne picada vacuna con carne de cerdo.

El paso a paso de las albóndigas de carne

Primero: hacer una salsa de tomate abundante y bastante líquida.

Segundo: mientras se cocina la salsa, en un recipiente mezclar la carne, el huevo, la miga de pan remojada (y escurrida) en leche, un diente de ajo bien picadito. Agregar sal, orégano y pimienta a gusto. Se le puede sumar el queso rallado, aunque yo las prefiero sin. Terminar de mezclar.

Tercero: en un plato hondo a parte, poner una capa de harina, luego ir haciendo bolitas con la mezcla y enharinar cuidando de que la albóndiga mantenga la forma.

Cuarto: en una sartén poner dos o tres cucharadas de aceite (si es de oliva mucho mejor) y sellar las albóndigas (dorarlas por fuera sólo unos segundos).

Quinto: poner las albóndigas selladas en la salsa y cocinar por media hora a fuego mínimo.

Sexto: cocinar un arroz blanco o una polenta, o incluso unos fideos. Las albóndigas en salsa pueden con todo.

Séptimo: servir una porción de arroz o polenta, con dos cucharadas de salsa y tres albóndigas. Decorar con una hojita de albahaca.

Bueno, ahí está. Espero que les sirva. La comida salva matrimonios.

Comentarios a esta nota

El Profe

El Profe transmite lo que aprende. Lo de todos los días y lo de una vez en la vida. De chico mucha enciclopedia, mucho diccionario. De grande, los sigue usando. El Profe además tira data de lo que hay más allá: cosas que le dictan los profetas.

También te podría gustar...