Facebook paga a adolescentes para espiar sus teléfonos


Se sabe que Facebook pagó a usuarios, adolescentes en su mayoría, para monitorear la actividad de sus teléfonos celulares, en el marco de sus planes para conseguir datos que le ayuden a mejorar sus servicios, según un informe que podría traer ruido e inquietudes sobre la privacidad en la red.

La iniciativa, conocida como Onavo Project y más tarde rebautizada como Facebook Research, fue utilizada para obtener datos sobre los hábitos de los usuarios.

Tras la publicación de las informaciones de TechCrunch, Facebook dijo este miércoles que cerraba la aplicación en el sistema operativo iOS de Apple, pero no dejó claro si seguía activa para los usuarios de Android.

Onavo fue cerrada por violar la política de privacidad de Apple y la nueva versión podría también quebrantar los términos de la compañía.

El programa pagó a usuarios de 13 a 35 años hasta 20 dólares al mes por obtener un acceso a sus aparatos con el fin de monitorear su ubicación, el uso de las aplicaciones y los hábitos de consumo.

Facebook dijo que no había “nada secreto” en esta iniciativa y que Onavo y Facebook Research eran programas separados.

“No estabámos espiando ya que todas las personas que se apuntaron para participar fueron informadas convenientemente, se les pidió permiso y fueron pagadas”, aclara el comunicado de la compañía.

“Al final, menos del 5% de la gente que decidió participar en esta investigación de mercado eran adolescentes. Y todos ellos firmaron formularios de consentimiento de los padres”, agregó.

Comentarios a esta nota

También te podría gustar...