Guía de términos para ver anime

Existe una suerte de regla no declarada para los que disfrutamos de ver anime. Una regla implícita, pero no por eso menos rigurosa: aquellos que ven anime suelen saber de anime. Puedo confirmarlo. A menudo converso con personas que miran anime y casi siempre resulta que saben mucho de anime: categorías, géneros, subgéneros, tópicos, tramas, personajes. Sin embargo, el universo anime es tan diverso y tan grande que abundan las confusiones entre términos. Sobre todo si pensamos que en Occidente esos términos tienen su propia historia y muchas veces implican cosas muy distintas a sus significados originales.

Dicho claramente, resulta imposible abordar el tema del anime por completo en un artículo de estas características. Por eso, en este post intentaré ser lo más claro y sencillo posible, sin entrar en discusiones (que las hay de sobra) sobre la procedencia o significados de los términos ligados al anime. La idea aquí no es agotar el tema ni mucho menos (para eso pueden comenzar buceando por la wikipedia), sino desambiguar algunos de los términos obligados para ver anime. Es mi pequeño aporte para aquellos que recién ingresan al mundo anime y ya les picó la curiosidad de querer saber más.

Anime

Primero lo primero: Anime es una abreviatura de la palabra inglesa “Animation” (animación). Suele usarse para hablar de dibujos animados en general, pero lo cierto es que el término anime se refiere, en específico, a las animaciones japonesas.

Manga – Historietas

El Manga es el término japonés que designa las historietas (hojas impresas, viñetas, gráficos, etc.) en general. A su vez, fuera de Japón, la palabra hace referencia al estilo de dibujo utilizado por el Manga. Una de sus características principales es que los espacios y los objetos suelen ser representados en un estilo realista mientras que los personajes en un estilo caricaturesco (los ojos enormes, expresiones exageradas, cabelleras de colores, etc.).

Anime,  Manga y Hentai no son lo mismo

Hay una relación histórica entre el Manga y el Anime, ya que muchas de las producciones Anime se basan en Mangas. Además, el hecho de que el mismo término, Manga, se use tanto para designar un formato (historietas) como un estilo de dibujo suele traer confusiones para nosotros los occidentales. Pero, que quede claro, Manga y Anime no son sinónimos y no deben ser confundidos.

Algunas pocas veces he escuchado referirse al anime con el término Hentai y esto por supuesto que no está bien. El Hentai es un género del anime destinado al público adulto y se caracteriza por representar un contenido sexual completamente explícito. Al nivel de la trama se combina con todos los géneros tradicionales, pero sobre todo con el género fantástico y las historias donde los personajes manejan poderes que se vinculan con lo sexual, muchas veces tematizado como la fuente de esos poderes.

Características y géneros

El anime japonés se destacó hace unas décadas por comenzar a dirigir sus producciones ya no sólo a la infancia sino a un público amplio. Sus tramas, desarrolladas en series de varios episodios, comenzaron ser complejas y extensas. Sus temas ligados a cuestiones existenciales, incorporaron cada vez más rasgos de violencia y cuestiones sexuales explícitas.

Anime según sus públicos

En principio, los anime se pueden clasificar según al público al que apuntan: Kodomo (público infantil), Shōnen (hombres adolescentes), Shōjo (mujeres adolescentes), Seinen (hombres adultos), Josei (mujeres adultas). En mi opinión, estos términos no se refieren a géneros propiamente dichos, sino al tipo de destinatario; por lo tanto, estos términos por sí solos no nos dicen mucho sobre el tipo de historias que tratan los animes.

Temas y géneros

Los temas tratados por el anime no tienen límite y los géneros abordados son muy diversos. Van desde los tradicionales: acción, drama, aventura, fantasía, terror, ciencia ficción y un largo etc. (y sus posibles combinaciones); hasta géneros y subgéneros específicos del anime (y sus posibles combinaciones).

Géneros y subgéneros más conocidos. Combinaciones usuales    

Creo que no tiene mucho sentido intentar hacerlo (es decir, no nos aporta mucho como espectadores), pero si uno lo intentara resultaría muy difícil clasificar claramente cualquier anime. Esto se debe a que, además de la gran cantidad de subgéneros existentes, los animes suelen mezclar géneros y combinar diferentes elementos y tópicos dentro de sus historias en grandes cantidades. Esto que digo, podrían refutar, vale para muchísimas producciones audiovisuales del mundo occidental. En ese caso, contestaría que si bien eso es cierto, en el anime sucede con mucha más frecuencia y mucha más obviedad. Pero bueno, a fin de cuentas, puede ser una cuestión de criterios. Por ahora, les dejo algunos de los subgéneros más conocidos (hay muchísimos otros) como para hacerse una idea.

Cyberpunk: es un subgénero de la ciencia ficción muy utilizado por el anime. Se ambienta en futuros de elevada evolución tecnológica, generalmente distópicos (lo contrario de utópicos), con sociedades al borde del colapso. Se destaca la presencia de cyborgs y las reflexiones acerca de las definiciones de lo humano. Sus argumentos se suelen combinar con elementos del género del policial y del policial negro donde se intenta descubrir una verdad oculta, muchas veces de implicaciones globales.

Mecha: se caracteriza por desarrollar historias con robots gigantes o grandes armamentos biológicos o nucleares. Se combina fácilmente con el género de acción y el fantástico.

Ecchi: ecchi es la pronunciación de la letra H en lengua japonesa.  Esa H se refiere a la H de Hentai, pero a diferencia de este, en el ecchi no hay sexo propiamente dicho. Se tratan de historias plagadas con situaciones eróticas (se muestran pechos y ropa interior e incluso algo más), muchas veces desde una óptica cómica y exagerada. Normalmente protagonizadas por grupo de adolescentes mujeres que van al colegio o el instituto, pero que, por otro lado, se vinculan a alguna organización misteriosa (muchas veces religiosa) o poseen poderes sobrenaturales.

Harem: sus historias giran en torno a la atracción que produce un chico sobre muchas mujeres (si es a la inversa se denomina Harem Inverso). El término, claro está, deriva del término árabe Harén.

Gekiga: animes dramáticos, dirigido a los adultos (sin nada de Hentai).

Survival Game: con rasgos del Gore (término que hace referencia a lo simplemente sangriento, sin ser terrorífico), sus historias giran en torno a un grupo de personajes que deben participar en juegos sangrientos donde ponen en riesgo sus vidas.

Términos especiales

Finalmente, acá les dejo una breve lista de términos específicos del mundo anime que les puede resolver algunas dudas.

Yaoi y shônen-ai: estos términos se refieren a las relaciones amorosas entre dos personajes masculinos. La diferencia es que en el shônen-ai no se retratan relaciones sexuales (aunque sí abrazos, caricias y hasta besos), mientras que en el yaoi sí.

Yuri y Shōjo-ai: se refiere a las representaciones de amor entre personajes femeninos. Al igual que en la entrada anterior, la diferencia radica en que en el primero (Yuri) hay relaciones sexuales explícitas.

Kemono: hace referencia a personajes humanos con rasgos de animales.

Futanari: significa doble forma. Se refiere a personajes hermafroditas. Subgénero del Hentai: usualmente los personajes femeninos son los dominantes y poseen órganos sexuales masculinos.

OVA y ONA: OVA (Original Video Animation o Animación Original en Video) es un término de los 80 que se refiere a producciones en video (para ver en VHS, etc). El término evolucionó hacia ONA (Original Net Animation o Animación Original para Internet) para designar los animes destinados a consumirse por internet. El término OVA se ha popularizado para referirse a episodios independientes breves de alguna serie o película que sirve de presentación, lanzamiento o como un forma de desarrollar una historia que quedado insinuada en la historia base, pero que no ha sido desarrollada en esta.

Comentarios a esta nota

El Profe

El Profe transmite lo que aprende. Lo de todos los días y lo de una vez en la vida. De chico mucha enciclopedia, mucho diccionario. De grande, los sigue usando. El Profe además tira data de lo que hay más allá: cosas que le dictan los profetas.

También te podría gustar...