Las ciudades más lindas: VENECIA

VENECIA

Venecia es una ciudad ubicada en el noreste de Italia. Es también la capital de la región del Veneto y de la provincia de Venecia. Su centro histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco,​ está situado en un conjunto de islas en la laguna de Venecia, en el norte del mar Adriático. La ciudad está construida sobre un archipiélago de 118 pequeñas islas unidas entre sí por 455 puentes, si incluimos las islas de Murano y Burano. Se llega a Venecia desde tierra firme por el Puente de la Libertad, que desde la vecina ciudad de Mestre accede al Piazzale Roma. En el interior de la ciudad no hay tráfico, siendo, a excepción de la navegación por los canales que separan a las islas, una ciudad totalmente peatonal. El transporte colectivo se realiza mediante embarcaciones transbordadoras conocidas como Vaporettos. Sus canales componen un gran entramado a modo de calles que parten de la Gran Vía (canal) por donde transcurren multitud de embarcaciones, grandes y pequeñas, las más conocidas son las llamadas góndolas.

POBLACIÓN / 261.000 habitantes

SUPERFICIE / Agua: 257 km2 – Tierra 157 km2

 

10 LUGARES PARA RECORRER EN VENECIA

 

  • PLAZA SAN MARCOS

La Plaza de San Marcos es una de las más famosas y magníficas plazas de Venecia. Ubicada en el distrito de San Marcos, es probablemente la atracción más visitada de la ciudad y uno de los lugares más populares de Italia. Alrededor de la plaza están algunos de los edificios más importantes de Venecia: la Basílica de San Marcos, que debe su nombre a la plaza, el Palacio Ducal, antigua residencia del Dux, el imponente campanario de San Marcos, la Biblioteca Nacional de San Marcos y el Museo Correr. La Plaza de San Marcos, es el cruce inevitable de todos los turistas que vienen a Venecia, así como una de las más icónicas señas de identidad de la ciudad; también es uno de los lugares donde podrás experimentar de primera mano el fenómeno de acqua alta (una marea más elevada proveniente de la Laguna de Venecia).
Bajo el pórtico que rodea la Plaza de San Marcos hay muchos cafés y restaurantes exclusivos, por lo que la plaza está llena de vida a cualquier hora del día o de la noche.

 

  • PALACIO DUCAL

Sobre la Plaza de Venecia a un lado la ribera de Schiavoni, al otro el Palacio Ducal que es una de las principales atracciones de la ciudad. Visitada por más de un millón de personas al año. Un tour por este monumental edificio es requisito absoluto para cualquier turista que visite Venecia. El Palacio Ducal era la antigua residencia del Dux de Venecia, la más alta autoridad política de la República de Venecia. Los trabajos de construcción del edificio actual empezaron en el siglo IX, pero la estructura fue aumentada y modificada hasta su terminación en el siglo XVII; a lo largo de los siglos también ha sufrido daños y ha sido reconstruida después de varios incendios. La fachada exterior del Palacio Ducal es una obra maestra de la arquitectura Gótica pero también el interior del edificio merece una visita: desde las monumentales escaleras a los patios, hasta el Alojamiento en la planta alta, sobre los muelles. Las habitaciones interiores, bellamente pintadas y decoradas son ricas en obras de arte: una parada esencial en un viaje a Venecia para descubrir la historia de esta ciudad.

 

 

  • BASÍLICA DE SAN MARCOS

La Basílica de San Marcos es la iglesia más grande y la más importante de Venecia. El edificio fue construido entre los siglos IX y XI sobre las ruinas de una iglesia, y fue terminada ya en el siglo XIII. Conocida con el sobrenombre de la “Iglesia de oro” por su estatus como símbolo de la riqueza y poder venecianos. Presenta una opulenta fachada exterior coronada por cúpulas. En su interior contiene algunas obras maestras artísticas de valor incalculable: desde los espléndidos mosaicos bizantinos a la Pala d’Oro, un verdadero tesoro de la artesanía orfebre veneciana. La Basílica de San Marcos es una visita obligada en cualquier viaje a Venecia, pero para descubrir todos los secretos de este increíble monumento se recomienda un tour con guía.

 

 

  • PUENTE DE RIALTO

El Puente de Rialto es el más antiguo y conocido de los cuatro puentes que cruzan el Gran Canal de Venecia. Construido sobre un antiguo puente flotante, debe su nombre a la proximidad del Mercado Rialto. Originalmente hecho de madera, el puente asumió su forma actual a finales del siglo XVI. A todo lo largo del puente hay un un pórtico que cubre varios negocios tradicionales. A lo largo de los años el Puente de Rialto se ha convertido en un verdadero símbolo de Venecia: además de admirarlo por tierra, también se puede ver desde alguno de los típicos barcos que cruzan el Gran Canal.

 

 

  • GRAN CANAL

El Gran Canal es el principal canal de Venecia, con una longitud de casi 5 kilómetros. Contiene el mayor tráfico acuático de la ciudad y atraviesa el centro histórico de Venecia.
Desarrollado en el siglo IX, el Gran Canal ha sido durante siglos el centro comercial en la ciudad. A lo largo del mismo aún se pueden ver edificios típicos que combinan el almacén con la residencia del mercader, donde solían atracar las embarcaciones. Numerosos barcos atraviesan hoy el Gran Canal: tanto típicas góndolas venecianas como transbordadores y barcos. Todos los días en septiembre hay una carrera histórica entre los barcos venecianos, que atrae a muchos turistas.

 

 

  • PUENTE DE LOS SUSPIROS

El Puente de los Suspiros es uno de los más famosos de Venecia. Construido a principios del siglo XVII con estilo Barroco, este puente conecta la Nueva Prisión con las salas de interrogatorios del Palacio Ducal: originalmente era el pasadizo por el que los prisioneros eran conducidos a prisión, y su nombre viene de esta particular utilidad. Hoy el Puente de los Suspiros se puede admirar desde la calle, o desde el canal que fluye por debajo del mismo. También es posible acceder desde el Palacio Ducal como parte de un tour especial con guía. Tal es la reputación del Puente de los Suspiros que su estructura arquitectónica ha sido replicada en varias ocasiones en el mundo, con copias parecidas al original veneciano.

 

  • ISLA DE MURANO

La isla de Murano es una de las visitas más importantes de la Laguna de Venecia, así como la más famosa. Aunque es llamada con frecuencia la Isla de Murano, en realidad se trata de un archipiélago compuesto por siete islotes (de los cuales el principal es Murano), y ha estado habitada desde la Edad Media. Es internacionalmente conocida por sus antiguas tradiciones artesanales, centradas por completo en la elaboración y decoración del cristal: el cristal de Murano es uno de los mejores del mundo, resultado de un arte centenario cuyas técnicas han sido aprendidas de generación en generación. En Murano se puede visitar los museos del cristal y el interior de algunos talleres de arte, pero también algunos preciosos tesoros históricos, como las iglesias Románicas y un pintoresco faro de mármol.

 

 

  • ISLA DE BURANO

Burano es un archipiélago de la Laguna de Venecia. Según la leyenda, la isla al igual que la vecina Murano, fue colonizada en tiempos de las invasiones bárbaras, cuando la población de la costa se refugió allí para escapar de los invasores. Hoy en día, Burano es una de las visitas más características de la Laguna de Venecia: sus coloridos edificios son propios de este pequeño pueblo, atrayendo a miles de turistas de todo el mundo cada año. La tradición artesanal local está especializada en el proceso de tejidos y encajes: en el centro de la isla está el Museo del Encaje que ilustra la técnica de elaboración que ha hecho a Burano universalmente famosa.

 

 

  • PALACIO CONTARINI DEL BOVOLO

Entre los tesoros escondidos de Venecia están las llamadas Escaleras del Contarini del Bovolo. Es una escalera en espiral, adornada con arcos abiertos, apoyada sobre la fachada del Palacio de Contarini, en el distrito de San Marcos. El edificio, de estilo Gótico, parece una torre cilíndrica con un pórtico y varias galerías, visto desde fuera; pero la parte más impresionante de este monumento es su original escalera de caracol (“bovolo” en el antiguo dialecto veneciano significaba “caracol”). El Palacio y su Escalera son hoy día propiedad de una corporación local benéfica, y están abiertos para los visitantes, excepto en periodos de restauración.

 

 

 

 

  • TEATRO DE LA FENICE

El Teatro de La Fenice (“Teatro Fénix”) es uno de los mayores teatros del mundo. Aunque su historia es relativamente corta, remontándose al siglo XVIII, el Teatro de La Fenice se ha convertido en un ícono de Venecia debido a los extraordinarios eventos que han tenido lugar en el mismo. Abierto en 1792, fue aún más embellecido en la era napoleónica, antes de que fuera destruido por un incendio en 1836; reconstruido en los años siguientes. De nuevo fue destruido en 1996 producto del fuego y finalmente reabriendo al público en 2003.
Como el mitológico ave fénix del que toma su nombre, el edificio ha sido siempre capaz de renacer de sus propias cenizas, convirtiéndose en verdadero símbolo de la característica tenacidad veneciana.

 

 

Comentarios a esta nota