Paulo Londra vs. Duki: dos traperos argentinos

El trap está ocupando las primeras filas de la escena musical, no hay dudas al respecto. En este post les traemos dos traperos argentinos, Paulo Londra y Duki, que si bien no figuran en los canales televisivos, es seguro que sí están en la lista personales de los más escuchados por los jóvenes. No hay que ser matemáticos ni agentes de marketing para saberlo: sólo basta entrar a sus Instagrams o contar las reproducciones de sus videos en YouTube para darse cuenta. Si no los conoces que no te sorprenda al escucharlos, el darte cuenta de que en realidad ya los conocías y ya los habías escuchado: suenan en todos los boliches y bares, al menos de la Argentina.

¿Qué es el trap?

El trap​ es un género musical mezcla de hip hop y música electrónica. El trap se viene imponiendo de tal manera que si hasta hace poco era considerado un subgénero del hip hop o una variante marginal del mismo, ahora ha pasado a ocupar la escena principal de la música mainstream. Ya no hay nadie que pueda decir que no ha escuchado trap de la mano de artistas como Maluma, Bad Bunny, Ozuna, Bad Gyal, Nathy Pelusa, Mis Nina o La Zowi.

El trap se originó en los 90, en el sur de los Estados Unidos. Originalmente se caracterizaba por sus letras bastante agresivas, un flow denso y repetitivo marcado por el uso constante percusión rítmica electrónica (según la wiki, basada en la caja de ritmos Roland TR-808.4​). La palabra trap deriva del argot norteamericano y designa básicamente la acción de vender drogas o el sitio donde el dealer la vende.

Paulo Londra

Tiene 19 años y es oriundo de la ciudad de Córdoba. Su primer hit “Relax” ya nos dice mucho sobre su perfil: tranquilo, agradecido y lejos de la agresividad hater tópica del trap. Las notas periodísticas que han salido en los medios no dejan de resaltar la energía positiva que destila este particular trapero (hay dos muy buenas: una de La Voz del Interior, medio cordobés, y otra de la revista Rolling Stone). Algunos de sus temas superan los 100 millones de reproducciones en Youtube. En su cuenta de Instagram ha cosechado casi dos millones y medio de seguidores. En Spotify, sus temas se colocaron en el top de músicos argentinos superando a artistas como Abel Pintos y Tini Stoessel. Actualmente, Paulo Londra trabaja en Colombia junto a la Big Ligas. Detrás de esta productora está el beatmaker Ovy On The Drums (quién ha producido una buena cantidad de hits como “Ahora me llama”, de Carol G y Bad Bunny, entre otros).

Sus últimos hits, recién sacados del horno, son “Nena maldición” (ya supera los 160 millones de visualizaciones) y “Dimelo” (35 millones de visualizaciones). Desde su cuenta de Instagram Londra lanzó una divertida campaña de difusión invitando a sus seguidores a filmarse bailando “Dimelo” mientras escuchan el tema para luego replicar los mejores videos desde su propia cuenta. Sin embargo, nuestro tema favorito de Paulo Londra es “Condenados para el millón” (más de 70 millones de visualizaciones en YouTube).

Duki

Duki (Mauro Ezequiel Lombardo, 1996) es de Buenos Aires. Surgido de las canteras de las batallas de Rap, es algo así como la contracara de Londra. De un perfil más agresivo, las letras de Duki (flowduki en Instagram) se asientan sobre un espíritu más bien matón y “ganador”. En YouTube hay una batalla de 2017 que protagonizan él y Paulo Londra y que los perfila a cada uno en su propio estilo: Duki lo ataca con todo lo que tiene, Londra le responde con una sonrisa y un choque de palmas.

Duki hace buen dúo con Khea. Juntos tuvieron un super hit con el tema “She Don’t Give a FO”. El video en YouTube está cerca de las 140 millones de visualizaciones. Luego, con el tema “Loca”, junto a Khea y a Cazzu, superaron esa barrera que ronda actualmente los 215 millones de visualizaciones.

¿Cuál es tu favorito? Déjanos tu comentario así hacemos más post sobre traperos y traperas:¿Qué otros traperos de Latinoamérica te gustan?

 

 

Comentarios a esta nota

El Profe

El Profe transmite lo que aprende. Lo de todos los días y lo de una vez en la vida. De chico mucha enciclopedia, mucho diccionario. De grande, los sigue usando. El Profe además tira data de lo que hay más allá: cosas que le dictan los profetas.

También te podría gustar...