Tips para un buen asado a la parrilla

Cada cual con su librito, es una de las frases que más se puede escuchar si nos acercamos a un parrillero en plena acción y le queremos dar indicaciones de cómo prender el fuego o poner la carne. Sacrilegio!! Nunca, pero nunca te metas entre un asador y su asado. Es una simbiosis difícil de comprender. Lo cierto es que compilamos un par de tips importantes que te pueden ayudar a la hora de prender un fuego, poner la carne a la parrilla, servir y lucirte con tu mejor corte.

Vamos entonces con algunos tips

 

  • HACER UNA BUENA ELECCIÓN DE LA CARNE

    Un primer punto, más que importante. Acá tienen ventaja los que conocen a sus carniceros, los que entablaron ya una relación de confianza y mediante un sutil guiño de ojo o alguna frase típica como: “Mirá que tengo que quedar bien ehh” logran llevarse el mejor corte, aquel que estaba reservado para los “especiales” Caso contrario, si no contamos con la suerte de tener al amigo de nuestro lado; los cortes clásicos como el vacío, la picana, la tapa de asado y la entraña van muy bien.

  • USAR SAL GRUESA

    Siempre teniendo en cuenta el grosor de cada corte, será imprescindible utilizar sal gruesa. Se la coloca en ambos lados de la pieza de carne, la cuál debemos masajear suavemente para permitir una mejor distribución de la sal. Al ser gruesa, salará el trozo a lo largo de la cocción y, en muchos casos, quedará visible cuando llegue a la mesa y aumentando el sabor.

  • TEMPERATURA DE LA CARNE

    La carne debe llegar a temperatura ambiente a la parrilla. Los parrilleros más experimentados sugieren sacarla de la heladera varias horas antes; incluso la noche anterior. Pero sí te olvidaste, con una o dos horas evitarás que los tejidos del corte, una vez que entren en contacto con la parrilla caliente, se contraigan y pierdan la ternura.

  • PRENDER FUEGO ABUNDANTE

    El fuego siempre siempre debe ser abundante, no hay que fallar en este punto. Eso es importante para lograr una temperatura sostenida, que será crucial para la cocción. Aunque lo más común es encenderlo con papel o listones de cajones de verdura y carbón, se recomienda agregar algunos trozos de madera (quebracho colorado o espinillo), que les aportarán aroma y un sabor ahumado a las carnes.

 

  • TEMPERATURA DEL FUEGO PERFECTA

    Este es un gran tip que todos los que queremos hacer un asado deberíamos saber. Posar la mano sobre la parrilla y contar hasta 10. Sí se quema antes de tiempo, señal de que el fuego está fuerte y “arrebatará” el asado. Como nadie quiere comer carne quemada por fuera y cruda por dentro, se aconseja mantener una temperatura constante, siempre de acuerdo al grosor del corte.

  • DISTRIBUCIÓN DE LA CARNE EN LA PARRILLA

    Acomodar los pedazos de carne sobre la parrilla permitiendo que haya espacio si hay varios cortes, le dará la posibilidad al asador de distribuir, por debajo, la cantidad necesaria de fuego para cada uno. Es importante tener en cuenta que, para poder servir los cortes con cierto intervalo deberán cocinarse a diferentes intensidades. Por ejemplo, la entraña y los chorizos necesitan temperaturas distintas.

  • PACIENCIA

    Un asado a las apuradas pocas veces puede salir bien, por lo que es importante contar con paciencia y disfrutar de cada uno de los rituales y pasos: el encendido del fuego, la distribución de la carne y la cocción pueden demandar entre tres y cuatro horas. Luego por supuesto, a servir y esperar el aplauso para el asador por parte de los comensales.

 

Comentarios a esta nota

También te podría gustar...