20 recetas de cocina macrobiótica

La alimentación macrobiótica define una manera de comer basada en el principio de equilibrio del Yin y Yang y consiste en una adaptación de las tradiciones culinarias de Extremo Oriente, donde alimentación, medicina e incluso espiritualidad a menudo se presentan imbricadas.​ Aun así, se encuentran principios equivalentes a los de la alimentación macrobiótica en la mayoría de cocinas ancestrales del mundo entero, incluso en las occidentales (en especial el hecho de tomar cereales y otras gramíneas como alimento de base, bajo forma de grano o de harina).

Aquí les dejo 20 recetas de verduras macrobióticas más deseadas para que puedas integrarlas en tus comidas de todos los días, que las disfrutes a todo sabor!

Chop suey

  • 1 cucharada de aceite de girasol
  • 1 cebolla cortada en rodajas finas
  • 1 hoja de laurel
  • sal marina
  • 1/2 taza de morrón verde
  • 1 zanahoria chica (cortarla en rodajas finas, luego encimarlas y cortarlas en palitos finos, tipo fosforito)
  • 100 g de chauchas cortadas en tiritas finas (en diagonal)
  • 1/2 a 1 taza de agua
  • 1/4 de repollo blanco cortado finito
  • 1 cucharada de fécula de maíz o araruta o kuzu*
  • 1 cucharada de salsa de soja

Calentar el aceite en una cacerola y rehogar la cebolla sobre fuego mediano, removiendo constantemente con una cucharada de madera; agregar la hoja de laurel, y salar. Cuando despida un olor dulce, agregar el mórron cortado en tiritas y la zanahoria y revolver unos minutos. Incorporar las chauchas, mezclar y agregar agua por debajo de las verduras. Tapar y dejar cocinar a fuego minimo 5 o 10 minutos, hasta que tiernicen. Luego, agregar el repollo, tapar nuevamente y dejar cocinar de 3 a 5 minutos, hasta que las verduras estén tiernas pero crujientes. Disolver la fécula de maíz con el resto del aguas y la salsa de soja, agregar a las verduras y revolver hasta que estas se espesen, más o menos 3 minutos. Sazonar con sal (si hiciera falta) y apagar. Servir el chop suey sobre arroz integral, trigo, fideos o mijo cocido.

  • Son féculas que tienen un efecto terapéutico. Se consiguen en dietéticas espacializadas.

 

Chop suey con tofu

  • 1/2 taza de salsa de soja rebajada
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de orégano
  • 1 puñado de perejil fresco picado
  • 1 tofu
  • aceite, cantidad necesaria
  • chop suey, cantidad necesaria

Mezclar la salsa de soja con el ajo picado, el orégano y un puñado de perejil fresco picado

Cortar el tofu en cubos grande, ponerlo en un bol y marinarlo durante 10 minutos con el preparado de la salsa de soja.

Colocar todo en una placa aceitada en el horno y cocinar más o menos 10 minutos.

Mezclar con las verduras del chop suey muy suavemente, tratando de que no se rompan los cubos.

Servir con algún cereal.

 

Guisote de fideos

  • 2 cucharadas de aceite
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 1 puerro
  • sal marina, a gusto
  • 2 hojas de laurel
  • orégano, a gusto
  • caldo, cantidad necesaria (hay que tenerlo preparado con verduras varias)
  • 3 hojas de repollo
  • 1/4 de zapallo
  • 1 ramito de perejil picado
  • una pizca de nuez moscada
  • 1 paquete de fideos de sémola o integrales

Poner el aceite a calentar, añadir el ajo machcacado o picado bien finito y la cebolla picadita e ir rehogando mientras se revuelve con cuchara de madera. Agregar luego una zanahoria cortada en cuadraditos y el puerro cortado en diagonal. Salar a gusto y sumar las hojas de laurel, un puerro de orégano y un poco de caldo. Dejar cocinar las verduras más o menos 10 minutos.

Incorporar las hojas de repollo coradas en tiritas finas, el zapallo y otra zanahoria, ambos crudos y rallados, y unir bien todo. Ir agregando caldo tibio -si es necesario-, mientras se va condimentando con la mitad del manojo de perejil picado y una pizca de nuez moscada.

Probar la sal y dejar cocinar las verduras, pero no totalmente. Allí mismo pondremos a hervir los fideos (agregando más caldo si hace falta) y los cocinaremos bien “al dente”. Retocar la sal y, antes de apagar el fuego, agregar el resto del perejil picado. Dejar reposar.

Es un alimento muy completo, que se puede comer como plato único.

 

Chop suey con camarones

  • chop suey, cantidad necesaria
  • 1/2 taza de camarones
  • 1 taza de arroz integral
  • gomasio y perejil, a gusto

Preparar un chop suey con el mismo procedimiento, e incorporarle los camarones, revolviendo suavemente

Servir sobre arroz integral espolvoreando con gomasio y perejil.

 

Terrina dulzona de zanahoria con pasas

  • 1 kg de zanahorias
  • 1/4 de taza de pasas de uva, lavadas y remojadas previamente
  • 2cucharadas de cebolla rehogada con un poco de orégano
  • 1 pizca de canela
  • 1 puñado de perejil picado
  • 2 o 3 cucharadas de sémola cruda

Cocinar al vapor las zanahorias y hacer con ella un puré

Ponerlo en un bol y mezclar con el resto de los ingrediente.

Cocinar en el horno o a baño maria alrededor de 35 o 40 minutos.

Pongamos en orden nuestro hogar empezando por la cocina, el cuarto de baño, los dormitorios y la sala de estar, y siguiendo por todos los rincones de la casa. Michio kushi

 

Terrina dulzona de calabaza

  • calabaza cocida al vapor sin cáscara y luego pisada con pisapuré
  • Zanahorias cocidas al vapor (pisadas)
  • Manzana cocida al vapor (pelada)
  • 1 manzana cocida al vapor (pelada)
  • una pizca de nuez moscada
  • sal a gusto
  • 3 o 4 cucharadas de sémola cruda para unir
  • un chorrito de aceite de girasol

Mezclar todos los ingredientes, aceitar un molde y hornear.

Dejar entibiar antes de desmoldar,para evitar que se rompa.

 

 

Terrina de acelga con arroz

  • 1 atado de acelga
  • 1 taza de arroz integral cocido y recocido al vapor 10 o 15 minutos
  • 3 cucharadas de cebollaa rehogada
  • 1 ramito de perejil picado
  • 1 cucharada de aceite de maíz
  • 1 cucharadita de orégano
  • sal marina, a gusto

Hervir la acelga apenas lo suficiente para que las hojas queden tiernas y verdes. Quitarle las pencas, exprimirlas y picarla bien chiquita.

Poner el arroz en un bol y agregarle la acelga, la cebolla rehogada, el perejil picado, el aceite y el orégano. Salar a gusto.

Mezclar bien con las manos, poner en una budinera aceitada y cocinar a baño maria o directamente al horno.

 

Calabaza rellena

  • 1 calabaza mediana
  • 1 cucharada de aceite
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 1 taza de mijo cocido
  • sal marina, a gusto
  • caldo, cantidad necesaria

Lavar la calabaza, cortarla en forma transversal por la mitad y sacarle las semillas. Cocinarla con cáscara al vapor; luego vaciarla y pisarla con un tenedor.

Aparte, rehogar la cebolla y el puerro cortados bien chiquitos, salarlos y mezclarlos con el zapallo pisado y mijo ya cocido.

Ajustar los condimentos si fuera necesario. Rellenar con esta preparación ambas partes de la calabaza y hornear en una fuente previamente humedecida con un poco de caldo.

 

Bardana a presión

  • 1/2 kilo de bardana
  • 2 cucharadas de aceite
  • sal marina, a gusto
  • 1 cucharada de salsa de soja diluida con un poco de agua

Lavar muy bien la bardana con un cepillo de cerda, cortarla por la mitad y luego en trozos de unos 3 centimetros.

Poner aceite en una olla a presión y, cuando se caliente, agregar las bardanas y rehogarlas, revolviéndolas con cuchara de madera.

Salar, agregar un dedo de agua y tapar la olla. Cuando pite, bajar al mínimo y cocinar 7 minutos más; luego destapar, agregar la salsa de soja y terminar de cocinar con la olla destapada de 10 a 15 minutos más hasta reducir un poco el líquido

La bardana tiene una parte yin: por eso, hay que quitarle el ácido rehogándola, igual que la cebolla. Y si tiene partes oscuras, sacárselas con un cuchillo.

Mantengamos una correspondencia activa que exprese amor y amistad hacia nuestros padres, hermanos y hermanas, nuestra familia, nuestros amigos. Michio kushi

 

Bardana con sésamo y miso

  • 2 ramas de bardana
  • 1 cucharada de aceite
  • agua, cantidad necesaria
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1 cucharada de miso
  • 1 pizca de sal marina

Lavar muy bien la bardana con un cepillo de cerda y luego cortarla en láminas.

Calentar aceite en una cacerola y agregar la bardana; sacudir la cacerola de vez en cuando y revolver permanentemente con cuchara de madera.

Cubrir con agua la preparación y levantar la llama para que hierva, después bajar al mínimo y cocinar unos 30 minutos. Pinchar con un tenedor y, si está tierna, incorporarle un chorrito de salsa de soja, tapar y seguir cocinando despacito.

Aparte, preparar el sésamo y el miso. Para la harina de sésamo, seguir las instrucciones de la receta. Para el miso, poner una cucharada en una cacerola con 6 más de agua. Mezclar y agregar 5 cucharadas de harina de sésamo. Cocinar unos minutos y apagar. Mezclar con bardana.

Cuando la bardana esté cocida, volver a controlar la cantidad de líquido que queda y -si aún fuera necesario- poner el fuego más fuerte hasta que se consuma. Incorporar entonces el sésamo-miso y mezclar bien. Ya está listo para servir.

 

Tortilla de acelga

  • 1 paquete de acelga hervida
  • 2 zapallitos hervidos
  • 1 cebolla rehogada
  • orégano y tomillo, a gusto
  • 1/4 de taza de sémola

Hervir un paquete de acelga, retirar laas pencas y picar las hojas; luego, exprimir para retirar el exceso de agua y mezclar con los zapalliitos picados y exprimidos. Agregar la cebolla rehogada con un poquito de orégano y tomillo, el perejil también picado y la sémola, para unir la preparación. Mezclar todos los ingredientes con la mano. Aceitar un molde tipo tartera y acomodar la preparación en forma pareja. Cocinar en horno moderado durante unos 30 minutos.

 

Acelga gratinada

  • 1 paquete de acelga
  • 1 cebolla
  • aceite, cantidad necesaria
  • salsa blanca de arroz integral

Hervir acelga, sin las pencas, con muy poca agua para que se mantenga verde.

Dejarla enfiar, exprimirla bien y picarla muy finita. En una sartén, rehogar en aceite la cebolla y agregarle la acelga. Mezclar con salsa blanca de arroz integral. Poner en una fuente para horno aceitada, volcar encima más salsa blanca y gratinar en horno fuerte.

Rehogado de cebollas

Yo siempre rehogo la cebolla en una muy pequeña cantidad de aceite, procurando que este sea de la mejor calidad. Hay excelentes marcas en plaza de aceite de girasol de primera presión orgánica, de sésamo tostado y de oliva extra virgen, también orgánico.

Cuando rehogamos  cebolla, debemos salar al empezar para que largue el ácido, y entonces se va a ir poniendo dulce a medida que la cocinamos. Para eso es necesario utilizar una olla de tamaño adecuado a la cantidad de verdura que vamos a rehogar.

Si usted es una persona sola y con necesidades culinarias reducidas, trate de manejarse con ollas pequeñas: en un recipiente grande la cebolla se le va a quemar antes de pasar por el proceso de desacidificación y endulzamiento. Su olfato le avisará si ya se esta endullzando, cosa que ocurre a medida que se va poniendo transparente, porque la sal contrae la cebolla y la obliga a largar los ácidos.

Para que no se queme el aceite, usaremos fuego mediano (no mínimo, porque no se rehoga) y revolveremos constantemente con cuchara de madera aireando el preparado. Así la cebolla no se va a quemar y largará algo de líquido en sólo unos minutos. Entonces, inmediatamente le agregaremos algo de caldo, agua u otra verdura y continuamos lap preparación.

si usted necesita una dieta muy restringida en aceite, puede lograr lo mismo reemplazando el aceite por agua. Ponga en la cacerola 1 o 2 cucharadas de agua, y cuando se caliente, agréguele la cebolla picada, revuelva con cuchara de madera y sale. El resultado será el mismo: lo único que cambiará sera el sabor.

 

Cebollas con aros

(para pizza, tartas, panqueques, tortillas, etc)

  • cebollas, cantidad necesaria
  • aceite
  • orégano

Cortar las cebollas en rodajas, ,mezclar con aceite y un poco de corégano y colocaar en una asadera.

Cocinarlas en horno moderado durante 20 minutos aproximadamente: no deben dorarse, sino sólo cocinarse hasta que queden tiernas.

También se pueden hacer en una cacerola con el sistema de rehogado, tratando tammbipen de que queden transparentes (para eso hay que cortarlas bien finitas)

Son deliciosas y además quedan lindisimas para decorar.

Probemos acostarnos antes de medianoche y levantarnos temprano a la mañana. Michio Kushi

 

Tortilla de choclo con sémola

  • 2 kilos de choclos medianos
  • 1/4 de morrón verde (opcional)
  • agua, cantidad necesaria
  • 1 pizca de orégano
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla de verdeo
  • sal marina, a gusto
  • 6 cucharadas de sémola
  • 1 puñadito de aceite (girasol o maíz)

Desgranar el choclo crudo con un cuchillo y licuarlo con el morrón, agregando agua hasta cubrir los ingredientes.

Poner la preparación en un bol y añadirle el orégano, el ajo picado y la cebolla de verdeo cortada.

poner el preparado en una cacerola y cocinar a fuego mínimo con un difusor de calor, más o menos 10 minutos.

Salar y agregar la sémola en forma de lluvia, revolviendo constantemente hasta que todo quede bien mezclado.

Apagar el  fuego, agregar el perejil picado y revolver

Poner en una asadera aceite y hornear más o menos 1/2 hora, hasta que se dore.

Sintámonos reconocidos hacia cada cosa y hacia cada persona. Michio kushi

 

Terrina tricolor

  • sal marina, a gusto
  • 2 nabos chicos o 1 mediano
  • 2 zanahorias
  • 2 cebollas
  • 1 kg de zapallitos
  • orégano, a gusto
  • 1 diente de ajo
  • perejil picado
  • 6 cucharadas de sémola
  • aceite de girasol

Con un poco de sal marina, hervir los nabos y zanahorias, previamente lavados. Aparte, rehogar las cebollas con los zapallitos cortados en rebanadas y condimentar con sal marina y orégano.

Licuar el nabo con el líquido de su propio hervor (sólo la cantidad necesaria para que la licuadora gire bien), con ajo y un puñado de perejil. Poner todo en un bol y agregarle 2 o 3 cucharadas de sémola. Mezclar bien.

En otro recipiente, rallar rallar la zanahoria y condimentarla con nuez moscada, sal marina y un chorrito de aceite; incorporarle 2 cucharadas de sémola y mezclar. Hacer lo mismo con los zapallitos, agregándoles 2 cucharadas de sémola y mezclándolos.

Aceitar una budinera y poner por capas primero el nabo, luego la zanahoria y por último el zapallito. Verter por encima un chorrito de aceite y cocinar en horno o a baño María, aproximadamente 30 o 40 minutos. Desmoldarlo cuando esté tibio para evitar que se rompa.

Terrina salada de calabaza

  • 2 calabazas medianas
  • 3 cucharadas de cebolla rehogada, cortada bien chiquita
  • 1 cucharadita de orégano
  • 3/4 de taza de sémola
  • 1/2 cucharada de aceite
  • sal marina, a gusto

Hervir las calabazas con la cáscara, sacándoles las semillas. Luego, quitarles la pulpa y pisar con un pisapuré. Agregar la cebolla, el orégano, la sémola y el aceite y salar a gusto. Mezclar.

Poner en una budinera aceitada y cocinar a baño maría en el horno hasta que esté firme, aproximadamente 30 o 40 minutos. También se puede cocinar en el horno, donde queda más dorado. Siempre hay que desmoldarlo tibio, para que no se rompa.

Vive un dia de felicidad de cuando en cuando y cada vez más seguido. George Ohsawa.

 

Calabaza glaceada

  • 1 calabaza
  • aceite, cantidad necesaria
  • 1/2 taza de caldo
  • 1 cucharada de salsa de soja diluida
  • 1 cucharada de tomillo
  • 3 cucharadas de miel de cebada
  • 2 o 3 cucharadas de agua tibia

Pelar la calabaza, partirla y sacarle las semillas. Cortarla en rebanadas de 1 centímetro.

Aceitar una fuente para horno y acomodar allí la calabaza. Agregar el caldo, rociar con la salsa de soja y espolvorear con tomillo. Cocinar en horno moderado.

Por otro lado, diluir la miel con el agua tibia y -a mitad de cocción de las rebanadas de calabaza- esparcirle por arriba este preparado y dejar que se termine de cocinar.

 

Manzanas o cebollas glaceadas

  • 2 manzanas deliciosas o verdes
  • 1 cucharada de aceite o girasol
  • 1 pizca de sal marina
  • 1 cucharada de miel de cebada
  • 3 cucharadas de agua tibia
  • 1 chorrito de salsa de soja diluida con caldo

Pelar las manzanas y cortarlas en rebanadas o en cuartos

Calentar el aceite en una sartén y rehogar los trozos de manzana, revolviendo con cuchara de madera. Salar apenas. Volcar por encima la miel disuelta en el agua y salsa de soja. Dejar cocinar y reducir unos minutos, hasta que quede acaramelado.

Se pueden preparar de la misma manera cebollas de tamaño mas pequeño.

Guisado de chachas

  • 1 cucharada de aceite
  • 1 cebolla
  • 1 puerro chico
  • sal marina, a gusto
  • 1 cucharadita de orégano
  • 1 hoja de laurel
  • 3/4 kg de chauchas

Aceitar una cacerola, calentarla y rehogar la cebolla y puerro.

Salar y agregar una pizca de orégano y la hoja de laurel previamente lavada.

Luego incorporar las chauchas ya lavadas y cortada en trozos pequeños, revolver y cubrir con agua, tapar y guisar hasta que las verduras estén cocidas(tienen que estar tiernas y aún verdes). Ajustar la sal.

También se pueden agregar zanahorias cortadas en cuadraditos (hay que añadirlas al guisado después de las chauchas).

 

 

 

 

Comentarios a esta nota

También te podría gustar...