Aprender a trabajar con capas de Photoshop – Introducción

Aprender a trabajar con capas de Photoshop, quizá sea éste el aspecto más importante y clave del software de edición de imágenes más popular del planeta. Y es que la posibilidad de poder trabajar con capas es lo que nos permite hacer un trabajo no destructivo de nuestras imágenes.

La edición no destructiva de imágenes nos otorga, además, una flexibilidad increíble a la hora de crear efectos y procesos complejos. Es el tema más difícil y extenso de Photoshop, así que aquí sólo veremos lo básico. En otros artículos iremos desarrollando cada aspecto en profundidad. Siempre, los artículos estarán focalizados en el manejo de las capas pensando en la fotografía, no tanto en el diseño gráfico o manejo de vectores.

Primero lo primero. ¿Qué son las capas?
Según los archivos de ayuda de Adobe, las capas de Photoshop son como hojas de acetato apiladas. Cada capa es una hoja que se puede trabajar con independendencia de las demás, ya sea en su posición y tamaño, como en opacidad. Las áreas transparentes de una capa nos permite ver lo que hay detrás de esa capa, o sea, el contenido de las capas que están detrás de esa capa. Adicionalmente, Photoshop nos permite elegir entre distintos modos de fusión para cada capa, lo cual nos da una serie cuasi infinita de posibilidades.

Las capas de Photoshop sirven para realizar una infinidad de tareas. Como ser, composición de una imagen a partir de otras, adición de texto, adición de formas vectoriales, modificación de la imagen final o de cada capa mediante capas de ajustes, como niveles, tratamiento de color, ajustes de enfoque, selección de canales y un larguísimo etcétera.

Tipos de capas de Photoshop
En las últimas versiones de Photoshop se pueden utilizar una amplia variedad de tipos de capa, según las necesidades del usuario. Es más, recientemente Photoshop incluyó la posibilidad de utilizar capas de video.

Los tipos de capas disponibles, sumando la de video, son: capa de fondo, capa de píxeles, capa de texto, capa de texto con efecto, capa de degradado, capa de color uniforme, capa de motivo, capa de formas, capa desde otra imagen, capa inteligente (tres tipos) y capa de ajuste.

¿Qué se puede hacer con las capas?
Las capas de Photoshop se pueden manejar individualmente o en grupo. También existe una operación que se llama rasterizar, que básicamente lo que hace es convertir la capa, de cualquier tipo, a una capa de mapa de bits o imagen. La otra operación posible es combinar capas, que lo que hace es crear una sola capa a partir de varias. Esta combinación se puede hacer mediante acople (acoplar visibles), que elimina las capas individuales y nos deja una sola imagen o con combinar hacia abajo, para hacer una nueva imagen pero conservar las capas que componen esa imagen.

A las capas se las puede bloquear, enlazarlas, moverlas, eliminarlas, renombrar, modificar el color y casi cualquier otra operación que nos permita Photoshop mediante sus herramientas.

Otras operaciones que se pueden hacer con las capas son la alineación y la distribución, tanto de las capas y de los grupos.

Hasta aquí una introducción al tema capas de Photoshop. En el proximo artículo, nos explayaremos sobre algo tan concreto y básico como la capa de fondo.

Comentarios a esta nota

También te podría gustar...