Cheesecake clásico!

El Cheesecake es una torta que se elabora principalmente  con queso crema, azúcar, crema de leche y huevos, que van sobre una base que consiste en una pasta hecha con galletitas molidas. En cuanto al queso, el que recomendamos es Philadelphia , pero otra opción es utilizar el queso Finlandia. Estos quesos no tienen mucho más cuerpo que el queso crema.


 

INGREDIENTES

Base:
– 180 gramos de galletitas dulces
– 50 gramos de azúcar
– 90 gramos de manteca derretida

Relleno
– 850 gramos de queso crema  (Finlandia o Philadelphia)
– 250 gramos de azúcar
– 1 1/2 cda. de almidón de maíz
– 2 cucharaditas de esencia de vainilla
– 1 cucharadita. de ralladura de cáscara de limón
– 1/2 cucharadita. de sal
– 5 huevos
– 90 cc de crema de leche

Base: las galletitas utilizadas deben ser simples, del tipo Vocación o Maná.  Se puede hacer una pequeña cocción a la base antes de llevarla a la heladera para volcar encima el relleno.
Relleno: no batir demasiado, así no se incorpora el  aire. Al incorporar los ingredientes “raspar” los bordes con una espátula y mezclarlos con el resto.
Molde: debe ser desmontable. Para facilitar el traspaso de la torta a un plato.
Horno: debe ser bajo, no más de 180 °C. Si es más bajo no pasa nada, sólo tardará más en cuajar el relleno.
Punto: el momento para saber cuándo está cocido es cuando los bordes están firmes pero el centro todavía no lo está del todo, mostrando cierto movimiento si se sacude ligeramente el molde.
Si se forman grietas en la superficie puede deberse a que se cocinó demasiado, a que la temperatura del horno estaba muy alta, a que se batió demasiado el relleno o a que el Cheesecake se enfrió muy rápido (por eso conviene dejar que se enfríe dentro del horno).
Frío: hacerlo el día antes y dejarlo en la heladera hasta 30′ antes de consumirlo.
Cubierta: hay muchas posibilidades, frutas (en particular frutas rojas como frutillas, frambuesas, moras), mermeladas, cremas etc.

 

PREPARACIÓN

  • Precalentar el horno a 180 °C.
  • Procesar las galletitas hasta que se asemejen a pan rallado.
  • Volcarlas en un bowl, agregar la manteca derretida y el azúcar y mezclar hasta que los ingredientes se impregnen con la manteca.
  • Forrar con papel manteca o aluminio la base de un molde desmontable de aprox. 25 cm de diámetro.
  • Enmantecar el fondo y las paredes del molde.
  • Con la mano o una cuchara, presionar la mezcla en forma uniforme sobre la base del molde.
  • Hornear por 10 minutos
  • Retirar y dejar enfriar sobre una rejilla.
  • En un bowl, batir con batidora eléctrica los quesos. Agregar el azúcar, la cáscara de limón, la esencia, la sal y batir a velocidad media hasta que la preparación sea suave y uniforme.
  • Agregar los huevos de a uno, sin dejar de batir. Por último agregar la crema de leche.
  • Poner el molde sobre una placa. Rellenar con la mezcla de queso.
  • Llevar a horno a 160 °C por 1 hora aprox. El punto se sabe cuando, al mover el molde, el centro no está totalmente firme.
  • Apagar el horno. Dejar la puerta entreabierta, hasta que el horno se enfríe.
  • Retirarlo  y dejarlo enfriar completamente a temperatura ambiente.
  • Pasar un cuchillo por el borde para despegarlo del molde.
  • Cubrirlo y llevarlo a la heladera por varias horas.
  • Para desmoldarlo, usar el papel manteca para ayudarse y poder pasarlo a una fuente o plato.
  • Cubrir la superficie con una salsa, mermelada o frutas.
  • Retirarlo de la heladera 30′ antes de servirlo.

 

Con estos consejos les tiene que salir riquísimo!!

 

Comentarios a esta nota

También te podría gustar...