Pepinos y ensaladas cocidas y crudas

Este es el mejor truco para que los pepinos no caigan mal, a disfrutarlos.

pepino

pepino

Pepinos  “yanguinizados” o prensados

Primero, hay que lavarlos muy bien, cortarles un pedacito de ambas puntas y frotarlas contra el pepino para sacarle el amargor, pelarlos y cortarlos en rosajas. Luego los tenemos que poner en un bol, espolvorearlos con un poco de sal marina, colocarles un plato encima y arriba un peso, y dejarlos así 20 o 30 minutos. Cuando retiremos el peso y el plato, veremos que soltaron abundante líquido: hay que tirarlo, enjuagar los pepinos y luego condimentar con aceite y limón, sin sal.

Prúebelo, y verá que nunca más le resultarán indigestos.

El mismo procedimiento se utiliza con los rabanitos. Hay que cortarlos en láminas finas y ponerlos en un bol, espolvorearlos con sal marina y proceder igual que con los pepinos, pero necesitan más o menos 1 hora de prensado. Incluso se pueden prensar con sus hojitas verdes bien lavadas, siempre que sean tiernas y frescas, pues aportan abundante clorofila y calcio.

Combinaciones amistosas de ensaladas cocidas, crudas y escaldadas

  • Habas con cebolla
  • arvejas con puerros y zanahorias
  • zapallo con cebolla y perejil
  • zapallo dulce con canela
  • zapallo cocido con manzana
  • brócoli con ajo
  • calabaza con apio
  • bardanas con aznahoria
  • lechuga con zanahoria cruda
  • lechuga con zanahoria rallada y escaldada
  • lechuga con rabanitos
  • repollo* y zanahoria cruda
  • repollo y zanahoria rallada y escaldada
  • repollos con choclos y cebollas
  • rabanitos con sus hojas verdes
  • rabanitos con sus hojas y pepinos
  • radicheta con aceitunas negras picadas
  • bardana cocida con zanahoria rallada y escaldada
  • nabos crudos rallados
  • nabos rallados y escaldados
  • zanahorias hervidas en rodajas y mezcladas con pasas de uva
  • chauchas y cebolla en rodajas y escaldadas
  • chauchas con perejil
  • coliflor con cebolla de verdeo
  • berros con ajos picado ( previamente cocido al vapor)
  • berros con champiñones (levemente cocidos en rodajas con unas gotas de limón, sin ningún otro líquido, porque lo sueltan en una cacerola tapada)
  • repollo balnco o colorado, cortado muy finito, con cuadraditos de manzana verde
  • porotos aduki con cebolla en rodajas y escaldadas, y perejil
  • porotos negros con zanahoria hervida en cuadraditos y perejil
  • champiñones con cebollas
  • puerros con zanahorias
  • … y todas las combinaciones que a ustedes se les ocurran, siempre utilizando verduras con un buen equilibrio de yin y yang.

* Para digerir bien el repollo, hay que ponerle sal marina, prensarlo con un peso colocado encima alrededor de una hora que quede blando pero crujiente y luego enjuagarlo.

 

 

Comentarios a esta nota

También te podría gustar...