¿Qué es el linfedema?

Linfedema es el nombre de un tipo de inflamación. Ocurre cuando se acumula linfa en los tejidos blandos del cuerpo. La linfa es un líquido que contiene glóbulos blancos, células que defienden contra los agentes patógenos o gérmenes. Se puede acumular cuando el sistema linfático está dañado o bloqueado. Suele ocurrir en las extremidades: brazos o las piernas.

CAUSAS

. Infección
. Cáncer
. Tejido cicatricial por radioterapia o extirpación quirúrgica de ganglios
. Afecciones hereditarias en las que los ganglios linfáticos o los vasos no se desarrollan normalmente.

El linfedema se presenta cuando la linfa no puede circular por el cuerpo como debe. Cuando el sistema linfático funciona correctamente, la linfa circula por el cuerpo y es devuelta al torrente sanguíneo.

El líquido y el plasma se fuga fuera de los capilares (los vasos sanguíneos más pequeños) y circula alrededor de los tejidos del cuerpo para que las células puedan absorber los nutrientes y el oxígeno.
Parte de este líquido vuelve al torrente sanguíneo. El resto del líquido entra en el sistema linfático a través de vasos linfáticos diminutos. Estos vasos linfáticos toman la linfa y la envían hacia el corazón. La linfa se mueve lentamente a través de vasos linfáticos cada vez más grandes y pasa a través de los ganglios linfáticos, donde se filtran los desechos de la linfa.
La linfa sigue circulando por el sistema linfático y se acumula cerca del cuello, luego circula hacia uno de dos grandes conductos.

Cuando una parte del sistema linfático está dañada o bloqueada, el líquido de los tejidos del cuerpo cercanos no puede drenar. El líquido se acumula en los tejidos y causa hinchazón.

Hay dos tipos de linfedema.
El linfedema puede ser primario o secundario:

El linfedema primario es el resultado del desarrollo anormal del sistema linfático. Los síntomas se pueden presentar en el momento del nacimiento o más adelante en la vida.
El linfedema secundario es el resultado de un daño en el sistema linfático.

Entre los signos posibles de linfedema se incluyen hinchazón de los brazos o las piernas.

Sensación de tener la piel ajustada.
Problema para mover una articulación del brazo o la pierna.
Engrosamiento de la piel, con cambios de la piel como ampollas o verrugas o sin ellos.
Sensación de que la ropa, los zapatos, las pulseras, los relojes o los anillos ajustan más.
Picazón en las piernas o los dedos de los pies.
Sensación de quemadura en las piernas.
Problemas para dormir.
Pérdida de cabello.
El linfedema puede afectar las actividades diarias y la capacidad de trabajar y disfrutar de las aficiones.

Estos síntomas se pueden presentar de forma rápida o lenta si hay una infección o una lesión en el brazo o la pierna.

TRATAMIENTO

Un terapeuta especializado puede ayudarle con los cuidados de la piel, masajes, vendajes especiales, ejercicios y a ponerse medias o mangas ajustadas denominadas ropa de compresión. Este tratamiento se denomina terapia descongestiva compleja.

El drenaje linfático manual es un tipo de masaje que se utiliza como parte de las terapias descongestivas complejas para el manejo del linfedema. Las sesiones diarias de la terapia descongestiva compleja pueden ayudar a reducir considerablemente el volumen de fluidos. (El proceso podría llevar unas semanas). Cuando el linfedema ha sido controlado en la mayor medida posible, se utilizan ropas de compresión.

El terapeuta también le enseñará cosas tales como maneras de cuidarse en su hogar y cuándo y cómo usar ropa de compresión.

Ante algún síntoma: siempre consulte a su médico. No se automedique ni tome decisiones sin ver a un profesional.

Comentarios a esta nota

También te podría gustar...