10 frases de Juan Gelman

Juan Gelman nació en Buenos Aires un 3 de mayo de 1930 y falleció en México el 14 de enero de 2014. Fue un renombrado poeta argentino. Escritor desde su niñez, se desempeñó como periodista, traductor y militante en organizaciones guerrilleras. Exiliado durante la dictadura militar iniciada en 1976, retornó a la Argentina en 1988 aunque se radicó en México. Buena parte de su vida y obra literaria se vieron signadas por el secuestro y desaparición de sus hijos y la búsqueda de su nieta nacida en cautiverio. Fue el cuarto argentino galardonado con el Premio Miguel de Cervantes, luego de Jorge Luis Borges, Ernesto Sabato y Adolfo Bioy Casares. Se lo considera uno de los grandes poetas contemporáneos de habla hispana, y un «expresionista del dolor».​ A su muerte, la Presidencia de la Nación Argentina decretó tres días de duelo nacional.

Gelman nació en Villa Crespo. Fue el tercer hijo (el único nacido en Argentina) de un matrimonio de inmigrantes judíos ucranianos, José Gelman y Paulina Burichson. Aprendió a leer a los 3 años y pasó su infancia andando en bicicleta, jugando al fútbol y leyendo. Desde niño fue simpatizante de Atlanta, el club de fútbol del barrio, donde años después le pondrían su nombre a la biblioteca, algo que consideró «el homenaje más grande de su vida». Comenzó a escribir poemas de amor cuando tenía ocho años y publicó el primero a los once (1941) en la revista Rojo y Negro. Realizó sus estudios secundarios en el Colegio Nacional de Buenos Aires. A los quince años ingresó a la Federación Juvenil Comunista. En 1948, comenzó a estudiar Química en la Universidad de Buenos Aires, pero abandonó poco después para dedicarse a pleno a la poesía, formando parte de la corriente llamada nueva poesía (1955-1967).

Fue uno de los fundadores del grupo El pan duro, en 1955, integrado por jóvenes militantes comunistas que proponían una poesía comprometida y popular y actuaban en cooperativa para publicar y difundir sus trabajos. Al año siguiente, el grupo decidió publicar su primer libro, Violín y otras cuestiones.

En 1959, influenciado por la Revolución Cubana comenzó a adherir a la vía de la lucha armada en Argentina y a disentir con la postura del Partido Comunista (PC). Durante la presidencia de Guido, en 1963, fue encarcelado con otros escritores por pertenecer al PC en el marco del plan represivo CONINTES, hecho que provocó movimientos de solidaridad y publicaciones de sus poemas en protesta por su detención. Luego de ser liberado abandonó el Partido Comunista para comenzar a vincularse a sectores del peronismo revolucionario. Con otros jóvenes que también habían abandonado el comunismo, como José Luis Mangieri y Juan Carlos Portantiero, formó el grupo Nueva Expresión y la editorial La Rosa Blindada que difundía libros de izquierda rechazados por el marxismo ortodoxo.

10 FRASES DE BERTOLT BRECHT

Durante la presidencia de facto de José María Guido —que asumió como presidente tras el derrocamiento de Arturo Frondizi— resultó encarcelado junto a un grupo de escritores por pertenecer al Partido Comunista. Ese breve paso por la cárcel, lo acercó a los grupos disidentes de la línea oficial para acercarse a un peronismo entonces perseguido e ilegalizado. En abril de 1975, viajó a Roma con su compañera de ese momento, Lilí Massaferro, enviado por Montoneros para hacer relaciones públicas y denuncias internacionales sobre la violación de derechos humanos en la Argentina, durante el gobierno de Isabel Perón (1974-1976). En esa misión se encontraba cuando se produjo el golpe de Estado del 24 de marzo de 1976, que impuso un régimen de terrorismo de estado que causó la desaparición de 30.000 personas. Salvo un breve regreso clandestino ese año, permaneció exiliado en Roma, Madrid, Managua, París, Nueva York y México trabajando como traductor de la Unesco. Sus gestiones lograron el primer repudio a la dictadura publicado en 1976 en el diario Le Monde por parte de varios jefes de gobierno y de la oposición europeos, entre ellos François Mitterrand y Olof Palme.​

Luego de que el 10 de diciembre de 1983 asumiera el gobierno democrático de Raúl Alfonsín, continuaron abiertas causas judiciales en las que se investigaban homicidios y otros delitos imputados a Montoneros, en las que tenía ordenada su captura, por lo cual no regresó al país. Esto ocasionó protestas de escritores de todo el mundo, entre ellos Gabriel García Márquez, Augusto Roa Bastos, Juan Carlos Onetti, Alberto Moravia, Mario Vargas Llosa, Eduardo Galeano, Octavio Paz, etc. A comienzos de 1988 la justicia dejó sin efecto la orden de captura y Gelman volvió en junio, luego de trece años de ausencia, pero decidió radicarse en México. Hasta su fallecimiento vivió en México y fue columnista del diario argentino Página/12.

10 FRASES DE JUAN GELMAN

  • Gasto la vida en morirme de vos.
  • La palabra es una herramienta de lucha.
  • La nada existe antes que el amor, pero el amor la crea.
  • La tarea más laboriosa de los amantes no consiste en hacer el amor, sino en deshacerlo.
  • El amor es una cosa y la palabra amor es otra cosa, y sólo el alma sabe dónde las dos se encuentran.
  • Desde que nací estoy lleno y vacío de mí mismo y así conozco que la verdad más inocente es un destino.
  • Así como hombres y mujeres en su infinita bondad creen en Dios, es posible que Dios en su infinita bondad crea en hombres y mujeres.
  • El tiempo pasa con su escoba de olvidar y algunos la agarran. No es difícil barrer los recuerdos que las circunstancias tornan molestos.
  • No nos vamos a poner de acuerdo nunca. Y seremos muchas veces injustos, tomando la humildad por soberbia, la reserva por falta de compromiso, la voluntad de no herir por la voluntad de no saber.
  • Sentado al borde de una silla desfondada, mareado, enfermo, casi vivo, escribo versos previamente llorados por la ciudad donde nací.

OBRA

Poesía
Violín y otras cuestiones, 1956.
El juego en que andamos, 1959.
Velorio del solo, 1961.
Gotán, 1962.
Cólera buey, 1964.
Traducciones III. Los poemas de Sydney West, 1969.
Fábulas, 1971.
Relaciones, 1973.
Hechos y relaciones, 1980.
Si dulcemente, 1980.
Citas y Comentarios, 1982.
Hacia el Sur, 1982.
Com/posiciones, 1986.
Interrupciones I, 1986.
Interrupciones II, 1988.
Anunciaciones, 1988.
Carta a mi madre, 1989.
Salarios del impío, 1993.
Dibaxu, 1994.
Incompletamente, 1997.
Valer la pena, 2001.
País que fue será, 2004.
Mundar, 2007.
De atrásalante en su porfía, 2009.
Bajo la lluvia ajena, 2009.
El emperrado corazón amora, 2011.
Hoy, 2013.


Antologías poéticas
Poemas, Casa de las Américas, La Habana, 1960. (Al cuidado de Mario Benedetti y Jorge Timossi).
Obra poética, Corregidor, Buenos Aires, 1975.
Poesía, Casa de las Américas, La Habana, 1985. (Prólogo y selección de Víctor Casaus).
Antología poética, Vintén, Montevideo, 1993. (Selección, prólogo y bibliografía completa de Lilián Uribe).
Antología personal, Desde la Gente, Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos, Buenos Aires, 1993.
En abierta oscuridad, Siglo XXI, México, 1993.
Antología poética, Espasa Calpe, Buenos Aires, 1994. (Selección y prólogo de Jorge Fondebrider).
De palabra, 1971-1987. Visor, Madrid, 1994. (Prólogo de Julio Cortázar).
Oficio Ardiente, Patrimonio Nacional y la Universidad de Salamanca, 2005.
Poesía reunida, Seix Barral (en dos volúmenes), 2012.


Prosa
Exilio (en coautoría con Osvaldo Bayer), editorial Legasa, Buenos Aires, 1984.
Prosa de prensa, Ediciones B, España, 1997.
Ni el flaco perdón de Dios/Hijos de desaparecidos (en coautoría con Mara La Madrid), Planeta, Buenos Aires, 1997.
Nueva prosa de prensa, Ediciones B Argentina, Buenos Aires, 1999.
Afganistán/Iraq: el imperio empantanado, Buenos Aires, 2001.
Miradas, Seix Barral, Buenos Aires, 2005.
Escritos urgentes, Capital Intelectual, Buenos Aires, 2009.
Escritos urgentes II, Capital intelectual, Buenos Aires, 2010.
El ciempiés y la araña, ilustraciones de Eleonora Arroyo, Taller de comunicación gráfica, México, 2011.

Comentarios a esta nota

También te podría gustar...