Cinco claves para elegir un teléfono móvil

El mercado de telefonía móvil es muy dinámico y a cada rato están saliendo modelos nuevos, por eso en principio, parece bastante difícil armar una guía estable para elegir un teléfono móvil.   Además, y esto es clave, el teléfono adecuado siempre depende de las necesidades de cada usuario.




Sin embargo, se pueden establecer unas cuantas pautas a la hora elegir mejor smartphone. Aclaremos que algunos de estas claves están basadas en ciertos aspectos técnicos determinantes en la vida útil de un teléfono móvil; otras tienen que ver más con experiencias como usuarios.

¿Barato o bueno?

El precio es el factor fundamental para la mayoría al momento de elegir un teléfono móvil. Por eso siempre son my tentadoras las ofertas de las empresas que nos ofrecen abono + dispositivo. Son los menos los que decantan por la opción de adquirir un teléfono “liberado”* que tienen la gran ventaja de poder usados con cualquier operador**.  Los precios de un teléfono liberado son obviamente muy superiores.

Pero hay que tener en cuenta un par de cositas, no menores, antes de dejarse llevar por los precios más bajos. Primero, que las promociones nos atan a contratos de larga duración. Segundo, que muchas de esas veces las tarifas crecen y terminamos pagando bastante más de lo que esperábamos. Hay que hacer bien las cuentas. Tercero, hay veces que caro significa más conveniente económicamente hablando. Ocurre a menudo que compramos un teléfono móvil barato, pero a los pocos meses ya estamos hartos de lo lento que funciona. Gastar unos pesos más (aunque esto signifique a veces varios cientos) puede resultar conveniente por el rendimiento a largo plazo de un teléfono. Pero para tener certezas sobre esto, hay que evaluar primero nuestras necesidades en relación al teléfono: cosa con la que te ayudamos en el siguiente consejo.

Notas:
*
teléfono “liberado”:  antes de proveerte un teléfono móvil, los operadores** bloquean el dispositivo para que sólo pueda usarse con tarjetas SIM de esa misma compañía.  Cuando un teléfono está “liberado” quiere decir que está desbloqueado y que por lo tanto puede usarse con cualquier tarjeta SIM, independientemente del operador al que pertenezca.

** operador: se refiere a la compañía telefónica que provea los servicios de telefonía.

Rendimiento de acuerdo tus necesidades

Antes de pasar a los aspectos técnicos del teléfono, hay unas cuantas preguntas básicas para hacerse: ¿para qué necesito el teléfono? y ¿qué uso le doy diariamente? Tener en claro esto es fundamental para saber cuáles son las características que debe reunir el teléfono móvil de tu próxima elección.




Sobre este punto, resulta interesante consultar este sitio web de Android //www.android.com/phones/whichphone/ En él, la compañía nos ofrece una serie de opciones para seleccionar de acuerdo al uso que le damos al teléfono móvil: “sacar fotos”, “escuchar música”, “navegar en la web”, “redes sociales”, etc. A partir de ahí te hace una serie de preguntas que tienen que ver con la cantidad de tiempo utilizas en la opción elegida. De acuerdo a tus respuestas, te dirá cuales son los teléfonos que más te convienen. El problema es que además de estar en inglés, las respuestas son para el mercado de Estados Unidos. A pesar de que esto le quite utilidad al servicio, no deja de ser interesante husmearlo para reflexionar sobre nuestros usos.

¿Quién provee la información?

Algo muy importante es analizar quién nos está dando la información de los dispositivos móviles. No es que nos vayan a mentir o algo parecido, pero los criterios varían mucho según quién nos aconseje. Por ejemplo, no está mal escuchar las experiencias que han tenido otros usuarios, sobretodo amigos o familiares. Ellos nos van a hablar basados únicamente en su experiencia de uso y eso cuenta mucho. Otra fuente de información buena, es consultar los sitios on-line especializados, donde expertos en el tema dan sus opiniones a través de reseñas bastante completas. Por eso, una vez que tengas un par de opciones, no dejés de consultar en la web. Hay sitios como Movilzona.com que ofrecen servicio on-line para comparar dispositivos. Por último, chequear la información que nos ofrecen las grandes tiendas de electrónica, muchas veces guiados sólo por la voluntad de venta. Ni hablar de las compañías telefónicas cuyos operadores de venta ocultan cierta información para vender promociones que se ajustan convenientemente a sus necesidades y no a las tuyas.

Aspectos técnicos claves a tener en cuenta

1- Procesador: el tipo de procesador del dispositivo móvil, aunque no es el único factor determinante, sí es una de los primeros elementos a tener en cuenta ya que todas las funciones dependen de él. De acuerdo al procesador que tenga el teléfono móvil sabremos cuán rápido y eficiente puede llegar a ser. Actualmente, no habría que comprar nada que no tenga  4 núcleos y por lo menos 1.5 Ghz de velocidad.

Si te cuesta encontrar la información sobre el tipo de procesador que tiene el teléfono elegido, probablemente se deba a que tiene un mal procesador.

2- Memoria RAM y memoria interna: la memoria RAM tiene que ver con la velocidad de trabajo del sistema operativo y la mayor parte del software (programas y aplicaciones). En estos momentos, ningún teléfono móvil que tenga menos de 2GB de RAM merece la pena. La memoria interna se refiere a la cantidad de espacio que tenga el dispositivo para almacenar datos (programas, imágines, música, etc.). Es muy común escuchar a algún usuario quejándose de que el sistema le advierte sobre la falta de espacio para ejecutar programas o descargar archivos. Actualmente no es recomendable adquirir un teléfono con menos de 32 GB. Hay algunos que poseen ranuras de expansión de memoria y otros que no. prestar atención a eso.

3- Cámara: este punto puede ser secundario para algunos, pero a mí me parece importante ya que uso mucho redes sociales y me gusta subir fotos a ella. Y como venimos diciendo, lo fundamental no son tanto las características en sí de los dispositivos, sino más bien que esas características sean las adecuadas para las necesidades del usuario. Por eso, en mi caso, presto atención no sólo a los megapíxeles (MP) de las cámaras, sino también a la calidad de los componentes ópticos ofrecidos (como los sensores), porque por más MP que sean si los lentes no tienen buena calidad las fotos o videos serán malos. Actualmente están saliendo cámaras de 13MP; pero, ojo, está capacidad puede ser un error: a mayor resolución hace falta más espacio. La resolución en una foto es importante si necesitamos imprimir en papel la imagen. Por eso no hay que exagerar. Si lo que más te interesa es sacar fotos, más vale comprar una cámara profesional y ahorrar un poco en el celular. Dicho esto, la gran mayoría de los celulares de gama alta y  media viene con lentes de más de 5 megapíxeles y con eso alcanza para sacar fotos y videos de buena calidad.




4- Batería: la autonomía es el punto débil de la telefonía móvil actual ya que la mayoría de los dispositivos móviles llega entre 8 y 10 horas de uso intensivo.  Entonces, lo mejor es tener un cargador inalámbrico portátil para una carga extra. También hay que prestar atención a la relación entre tamaño de pantalla y capacidad de batería.

Consejos para economizar el consumo energético de tu teléfono móvil:

– desactivar la conexión WiFi o el  bluetooth sino se están utilizando;
– evitar el uso de conexiones 3G o 4G si se tiene una conexión WiFi a mano, en especial, si se va a navegar por un rato largo;
– acomodar manualmente el brillo de pantalla de acuerdo a la luz ambiente;
– cuando estemos por debajo del 25% de energía, activar modo de ahorro de energía.

Comentarios a esta nota

El Profe

El Profe transmite lo que aprende. Lo de todos los días y lo de una vez en la vida. De chico mucha enciclopedia, mucho diccionario. De grande, los sigue usando. El Profe además tira data de lo que hay más allá: cosas que le dictan los profetas.

También te podría gustar...