¿Qué es la proyección astral?

La experiencia extracorporal​ es la sensación de estar flotando proyectado fuera del cuerpo. En algunos casos, el sujeto puede experimentar la autoscopia (posibilidad de ver el propio cuerpo desde el punto de vista de un observador externo) o incluso poder proyectar otros lugares. La proyección astral o desdoblamiento astral es un tipo de experiencia mental subjetiva, por la cual muchas personas dicen haber experimentado una separación, «desdoblamiento» de lo que llaman el cuerpo astral​, del cuerpo físico. El mismo fenómeno recibe varias denominaciones distintas entre las que se encuentran: desdoblamiento astral, proyección astral, viaje astral, desdoblamiento corporal, proyección de la conciencia, entre otros.

CÓMO HACER UN VIAJE ASTRAL

Algo muy importante es que el cuerpo físico debe estar en el mayor nivel de relajación que podamos inducir. El estado en el que más relajado está el cuerpo es cuando dormimos. Por eso, hay que tratar de “imitar” la situación de una persona que está completamente tranquila en la cama dispuesta a dormirse. Durante el viaje astral la persona debe estar lúcida para lograr un viaje astral consciente. De lo contrario pensaríamos que es un sueño (viaje astral inconsciente). El nivel de atención debe ser alto (sin ansiedad).

En conclusión el estado fundamental de la persona que quiera experimentar el viaje astral exitoso es “cuerpo muy relajado, mente serenamente atenta”

PRIMER VIAJE ASTRAL

1- Prepara el lugar para sentirte cómodo y en un ambiente tranquilo. Si el ambiente.

2- Aprender bien la técnica que vas a practicar. Una vez que comiences debes quedarte inmóvil durante un tiempo. Para controlar el tiempo pon un despertador o una alarma que te avise pasada una hora (más o menos). Así evitarás tener que preocuparte del tiempo que pasa y podrás centrarte en la experiencia.

LOGRAR UNA RELAJACIÓN FÍSICA

Puedes lograr una buena relajación recorriendo las partes de tu cuerpo desde los pies a la cabeza. Comienza imaginando una parte de tu cuerpo mientras inspiras. Al espirar imaginas que la tensión sale de tu cuerpo con el aire que expulsas. Repite este proceso con las partes fundamentales de tu cuerpo: pierna derecha, luego izquierda, tronco, brazos, cabeza.

Luego aplicamos una técnica que hayamos elegido. Una técnica muy eficaz es la de la Vela.

TÉCNICA DE LA VELA

  • Elige un lugar tranquilo donde vayas a realizar la técnica.
  • Utilizar una vela ancha, de forma que no pueda producirse ningún accidente con ella.
  • Elije una superficie estable donde colocarás la vela.
  • Coloca la vea en un lugar elevado de forma que puedas verla desde la cama o sillón.
  • Estar en la oscuridad. Apagar la luz
  • Relaja tu cuerpo con alguna técnica de relajación o simplemente respirando con tranquilidad unas 20 o 30 veces.
  • Una vez que sientas la relajación concentrate en la vela.
  • Todo tu esfuerzo mental debe estar en mantener la imagen de la vela.
  • Aunque se produzca el cansancio visual y mental, manténte en mirar la vela.
  • Mantén la concentración todo lo posible hasta que notes tu cansancio y no puedas más.
  • Tu objetivo será mantener el cuerpo tan relajado como si estuvieses durmiendo.
  • Mantén el deseo de desplazarte hacia la vela y tocarla.
  • El cuerpo que se movilizará será el cuerpo astral.
  • El cuerpo físico debes notarlo muy relajado.
Comentarios a esta nota

También te podría gustar...