Las ciudades más lindas: PRAGA

PRAGA

Praga es la capital de la República Checa. Antes fue capital del Reino de Bohemia y de Checoslovaquia. También es la capital de la región de Bohemia. Situada a orillas del río Moldava, tiene aproximadamente 1,2 millones de habitantes, lo que la convierte en la ciudad más poblada del país y la séptima de Europa Central. El área metropolitana de Praga cuenta con una población de 1,9 millones de habitantes. Desde 1992 el casco histórico de la ciudad es Patrimonio de la Humanidad. Su belleza y patrimonio histórico la convierten en una de las veinte ciudades más visitadas del mundo.​ Praga se ha desarrollado desde el siglo IX, convirtiéndose en una de las capitales más importantes de Europa en los siglos XVIII y XIX. Sin embargo, en el siglo XX sufrió las dos guerras mundiales y, principalmente, la dictadura nazi. Tras la segunda guerra, quedó dentro de la esfera de influencia soviética. Tras la Revolución de terciopelo y la caída del Muro de Berlín la ciudad se ha ido adaptando a la economía de mercado. Por sus características, Praga es considerada como una ciudad global de «clase Beta+», a la altura de Roma, Atenas o Berlín.

POBLACIÓN /  1.294.513 habitantes

SUPERFICIE / ​ 496 km2

 

10 LUGARES PARA RECORRER EN PRAGA

 

  • CASTILLO DE PRAGA

El Castillo de Praga es uno de los mejores y más claros ejemplos de la importancia que esta ciudad tiene en su marco histórico. Un edificio que, además, representa su pasado cultural y en el que quedaron reflejadas mil batallas, invasiones e incendios. Residencia de reyes, emperadores y presidentes, este castillo fue construido en el siglo IX. Posee 570 metros de largo y 130 metros de ancho, por lo que en la actualidad está considerado el castillo antiguo más grande del mundo. Las impresionantes vistas que se tienen de la ciudad desde el castillo son únicas.

 

  • MONTE PETRÍN

El monte Petrín se encuentra en el barrio de Mala Strana. Tiene una altura de 138 metros y está cubierto en su totalidad por parques que son utilizados como área de recreo. Desde este monte se obtienen sin duda alguna las mejores vistas de Praga, por lo que resulta imprescindible llegar hasta la cima y disfrutar. En el año 1891 se construyeron una torre de observación y un funicular que le da un aire pintoresco al paseo en este monte. Para subir en el funicular, más cómodo que hacerlo a pie, lo mejor es situarse en la calle Ujezd.

 

  • PUENTE DE CARLOS

El puente de Carlos es el puente más viejo de Praga y el segundo de todo el país. Se comenzó su construcción en 1357, bajo mandato de Carlos IV, y no finalizó sino hasta el siglo XV. Se encuentra apoyado sobre 16 arcos y posee tres torres en sus cabeceras. Tiene una longitud de 516 metros sobre el Río Moldava y un ancho de 10 metros y une la Ciudad Vieja a la Ciudad Nueva. También posee 30 estatuas situadas a ambos lados, la mayoría de ellas esculpidas en estilo gótico durante el siglo XVIII. Este puente es un lugar con mucha gente a cualquier hora del día, ¡siempre está muy animado! Además si te gusta el arte podrás encontrar muchos puestos con artistas callejeros.

 

 

  • CIUDAD VIEJA, PLAZA Y RELOJ

El barrio que se conoce como Ciudad Vieja es el asentamiento donde se inicio la ciudad. En el siglo XIV, Carlos IV extendió Praga con la fundación de la Ciudad Nueva. Toda la Ciudad Vieja es una zona especial para recorrer y disfrutar en cada uno de sus rincones, en especial su Plaza y el Reloj Astronómico. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1992, es sin duda la parte más turística de la capital checa. Hay que adentrarse en su laberinto de callejuelas medievales para ver las plazas, casas e iglesias más deslumbrantes.

 

 

  • CATEDRAL DE SAN VITO

La Catedral de San Vito se encuentra dentro del mismo conjunto artístico monumental del Castillo de Praga y representa la muestra de arte gótico más grande de la ciudad. De propiedad estatal desde su construcción en el siglo XIV, fue escenario de la coronación de todos los reyes de Bohemia. También se encuentran en ella sepultados varios de estos reyes y algunos de los obispos y arzobispos. Símbolo de Praga y de toda la República Checa, su primera piedra fue colocada el 21 de noviembre de 1344. Sin lugar a dudas es una de las catedrales más imponentes de Europa.

 

 

  • MALA STRANA E IGLESIA DE SAN NICOLÁS

Mala Strana significa Barrio Pequeño y es uno de los distritos más antiguos e históricos de Praga. Se encuentra en la margen izquierda del río Moldava y cuenta con muchos lugares para conocer, visitar y recorrer. Entre ellos, hay que destacar especialmente la Iglesia de San Nicolás, considerada una auténtica obra de arte del barroco. Fue construida entre los siglos XVII y XVIII y su interior está lleno de piezas artísticas de gran valor. Merece la pena subir hasta la torre de 65 metros, tanto por las vistas como por las diferentes salas que se pueden visitar durante la subida.

 

 

  • BARRIO JUDÍO Y CEMENTERIO

El Barrio Judío de Praga lleva el nombre de Josefov. En él se encuentran seis sinagogas, las originales Staronová y Española. Se le conoce como Josefov en homenaje a Jose II, gobernante que fue integrando a los judíos. Durante los siglos XVI y XVII estaban obligados a llevar distintivos amarillos. El cementerio y las sinagogas son las obras que se conservan en la actualidad junto al ayuntamiento. El Cementerio Judío de Praga, creado en 1493, es un lugar realmente impactante.

 

 

  • RÍO MOLDAVA

El Río Moldava nace en la Selva de Bohemia, tiene 430 kilómetros de longitud y atraviesa Praga. Recorrer el río en esta ciudad es una muy grata experiencia, tanto en sus riberas como en un paseo por sus aguas a bordo de los muchas embarcaciones que ofrecen el servicio. Los cruceros en Praga por el río Moldava no son muy caros y es una actividad imprescindible. Los hay diurnos y nocturnos y lo más recomendable es reservarlos a a través de internet para no esperar colas en la orilla. Una magnífica velada romántica es un crucero nocturno con cena y música disfrutando de la ciudad.

 

 

  • TEATRO NACIONAL

El Teatro Nacional de Praga es el alma máter de la ópera y todo un monumento nacional de la historia y el arte. Una de las instituciones culturales de mayor prestigio, hoy tiene tres conjuntos artísticos como son la ópera, el ballet y el drama. La construcción del edificio se extendió entre los años 1868 y 1877, aunque no fue inaugurado sino hasta 1881 con una función en honor al príncipe Rodolfo. Su inmenso techo dorado domina los muelles del río Moldava.

 

 

  • CLEMENTINUM

El Clementinum es un conjunto de edificios históricos que albergaba la Biblioteca Nacional, Universitaria y Técnica. Fue conocido como el tercer colegio jesuita más grande del mundo y su primer edificio data de 1552. Con el tiempo, se fueron agregando estancias y edificios hasta llegar a ser el segundo complejo de edificios más grande de Praga con 20.000 metros cuadrados, solo por detrás del Castillo. Actualmente también ofrece conciertos de órgano y música clásica. Si reservas una visita guiada, podrás ver la Capilla de los Espejos, la Biblioteca Barroca y la Torre Astronómica.

Comentarios a esta nota

También te podría gustar...