¿Qué es la Dieta Mediterránea?

 

10 beneficios de la dieta mediterránea

La dieta mediterránea es un patrón alimentario que conforma una de las más completas, equilibradas y saludables dietas que podés llevar a cabo. Ésta se complementa con ejercicio físico y en torno a lo alimenticio se resume en reducir el consumo de carnes e hidratos de carbono, priorizando los alimentos vegetales y grasas monoinsaturadas.

Su nombre proviene de los ingredientes que son propios de la agricultura que tienen los países con clima mediterráneo, tal es el caso de España e Italia. De esta manera, tiene en cuenta las recetas que son típicas de estos lugares, elaboradas con productos de temporada y también con formas de cocinar especiales.

Entre los ingredientes que componen esta dieta se encuentran las verduras y legumbres, la fruta, el pescado, la pasta, arroz, carnes blancas y frutos secos. Además se recomienda consumir vino con moderación. El aceite de oliva también puede ser un componente importante en este tipo de alimentación, debido a que contiene carotenos y vitamina E y disminuye el riesgo de padecer obstrucciones arteriales.

Seguir este patrón alimentario puede otorgarte increíbles beneficios para tu organismo. Te los contamos:

 

1) Evita envejecimiento de las células

Esto se debe a que la dieta es rica en antioxidantes y contiene una gran cantidad de vitaminas presentes en los alimentos. Estos contribuyen a reducir el envejecimiento prematuro de las células de nuestro cuerpo, y con ello el riesgo de desarrollar enfermedades degenerativas y deterioro cognitivo.

2) Reduce posibilidad de tener Parkinson

La enfermedad de Parkinson es un tipo de trastorno del movimiento. Esta ocurre cuando las neuronas de nuestro cerebro no producen suficiente cantidad de dopamina, sustancia química muy importante para el funcionamiento del cerebro. Aunque aún se sigue estudiando, se cree hasta el momento que una dieta rica en frutas, verduras, pescado y aceite de oliva, como lo es la mediterránea, puede evitar la enfermedad, como también que sus síntomas sean más benignos y que incluso algunos de ellos mejoren.

Aunque la cura completa parece lejana, se ha comprobado hasta el momento que los alimentos que se consumen en la dieta mediterránea pueden llegar a eliminar algunas proteínas que parecerían estar asociadas con la enfermedad.

 

3) Mejora el funcionamiento del riñón y corazón

La dieta incluye los conceptos básicos de una alimentación sana, entre los cuales el vino tinto y el aceite de oliva contienen propiedades que tienen efectos cardíacos saludables, de manera que reduce los riesgos de tener enfermedades cardiovasculares.

Sumado a esto, un estudio publicado en el periódico Clinical Journal of the American Society of Nephrology (CJASN) reveló que la dieta reduce a la mitad el riesgo de desarrollar una insuficiencia renal.

 

4) Reduce el consumo de conservantes y aditivos

Con la ingesta de los alimentos que forman parte de la dieta, quedan descartados en su mayoría los conservantes y aditivos que muchas veces pueden llegar a ser perjudiciales para nuestro organismo.

5) Elimina residuos y toxinas

La ingesta de aceite de oliva y grasas omega 3 contribuyen al buen funcionamiento del organismo, debido a que son reguladores y participan activamente en la eliminación de residuos y toxinas que el cuerpo no necesita.

 

6) Evita la diabetes

El aceite de oliva que contiene un polifenol (compuestos químicos bio- sintetizados por las plantas) denominado hidroxitirosol, genera en el organismo un beneficio único contra la diabetes. Esto se debe a que participan en la regulación de los niveles de glucosa en sangre.

 

7) Ayuda a controlar el peso

Esto se debe a la variedad alimentaria que presenta la dieta, y el bajo aporte de calorías que contienen esos alimentos. De esta manera, si se respeta la dieta y es acompañada con un ejercicio físico regular, se podrá estar en forma y lograr bienestar físico.

 

8) Mejora la esperanza de vida

Existen estudios que demuestran que aquellas personas que  siguen de manera regular y diaria la dieta mediterránea tienen mayor esperanza de vida. Además, la tasa de mortalidad por cáncer es menor en estas personas que en aquellos que tienden a abusar en el consumo de comida rápida o con grasas.

 

9) Reduce el colesterol

Gracias a las propiedades que contiene el pescado azul, los vegetales y los frutos secos como las nueces y la soja, la dieta se vuelve importante para reducir los niveles de colesterol malos y aumentar los de colesterol bueno.

 

10) Tiene propiedades anti-inflamatorias

Gracias a los nutritivos alimentos como el tomate, la zanahoria, la remolacha y los vegetales de hojas verdes, la dieta se vuelve esencial para funcionar como un componente anti-inflamatorio. Esto se debe a que estos alimentos tienen propiedades que favorecen la circulación de la sangre dentro de los vasos sanguíneos.

Comentarios a esta nota

También te podría gustar...