Tipos de cerveza: Ale

Ale es la palabra inglesa que describe al grupo de cervezas que utilizan levaduras de fermentación alta. Esta característica, frente a las que utilizan levaduras de fermentación baja, es la que marca la distinción entre las dos grandes familias de cervezas: ale y lager. En la forma más sencilla de elaboración, durante la fermentación en caliente que dura unos tres o cuatro días, se alcanza una temperatura de unos 25º C. Sin embargo, muchos productores dejan fermentar la cerveza hasta dos semanas. Después, la mayoría de las cervezas de fermentación alta tienen algún tipo de maduración posterior, que puede ir desde unos pocos días de acondicionamiento en caliente entre 13 y 16º C, a una maduración en frío o incluso una segunda fermentación en la barrica o botella.

El término ale se refiere al tipo de fermentación y no tiene nada que ver con el color, estilo o cuerpo. Las ale pueden ser pálidas u oscuras , tener mucho o poco cuerpo, alta o baja graduación alcohólica y ser más o menos amargas. Todo dependerá, entre otras cosas, de la cantidad y tipo de malta que se utilice, del lúpulo y de la maduración que experimente.

El proceso de fermentación ocurre en la superficie del líquido, mientras que en las cervezas lager ocurre cerca del fondo. En otras palabras, la levadura que cumple el proceso de fermentación flota en la superficie del líquido durante varios días antes de descender al fondo. Para esto se usa principalmente levadura del tipo Saccharomyces cerevisiae.​ Las ales se sirven, por lo general, a una temperatura de 12 °C o más.

Durante siglos, las ales fueron el tipo de cerveza más popular, habiendo sido desplazadas recientemente por las lager. En general, las ales tienen mayor graduación alcohólica y un sabor más complejo.

Los tipos de cerveza Ale son los siguientes:

Estilo de cerveza ale británico
Estilo de cerveza ale alemán
Estilo de cerveza ale belga

Comentarios a esta nota

También te podría gustar...