10 frases de Eduardo Galeano

 

 

Galeano nació en Montevideo, Uruguay, en el seno de una familia de clase alta y católica. En su juventud trabajó como obrero de fábrica, dibujante, pintor, mensajero, mecanógrafo y cajero de banco, entre otros oficios.​ A los 14 años vendió su primera caricatura política al semanario El Sol, del Partido Socialista.

Comenzó su carrera periodística a inicios de 1960 como jefe de redaccíón de Marcha, un semanario influyente fundado por Carlos Quijano, a quien consideraba su “padre periodístico” y que tuvo como colaboradores a Mario Vargas Llosa, Mario Benedetti, Adolfo Gilly, Manuel Maldonado, los hermanos Denis y Roberto Fernández Retamar. En 1964 dirige, durante dos años, el diario de izquierda independiente Época. Contrajo matrimonio tres veces: la primera, con Silvia Brando, con quien tuvo una hija, Verónica Hughes Brando; luego, con Graciela Berro Rovira, con quien tuvo dos hijos: Florencia y Claudio Hughes Berro; finalmente, con Helena Villagra que sería su mujer durante 40 años y a cuya hija, Mariana, la “Pulga” de sus libros, asume como propia.

Durante sus estudios con una beca en París, supo que Juan Domingo Perón había dicho: «Si ese muchacho anda por acá, me gustaría verlo». Galeano aprovechó un viaje para llamar al teléfono que le habían dado, aún cuando no terminaba de creer que fuese cierto. Sin embargo, era cierto y Perón lo recibió con los brazos abiertos. Tuvo una larga charla con el expresidente argentino en el exilio, durante la cual le preguntó por qué no emitía señales más a menudo:«Perón le contestó: “El prestigio de Dios está en que se hace ver muy poco”».​

En el golpe de Estado del 27 de junio de 1973, Galeano fue encarcelado y obligado a abandonar Uruguay. Su libro Las venas abiertas de América Latina fue censurado por las dictaduras militares de Uruguay, Argentina y Chile. Se fue a vivir a Argentina, donde fundó la revista cultural Crisis.

En 1976, se casó por tercera vez. Voló a España, donde escribió su famosa trilogía: Memoria del fuego (un repaso por la historia de Latinoamérica), en 1984, considerada su obra mayor.​

A inicios de 1985, retornó a Montevideo. En octubre de ese año, junto a Mario Benedetti, Hugo Alfaro y otros periodistas y escritores que habían pertenecido al semanario Marcha, fundó el semanario Brecha, del cual continuó siendo integrante de su Consejo Asesor hasta su muerte.

Entre 1987 y 1989, integró la “Comisión Nacional Pro Referéndum”, constituida para revocar la Ley de Caducidad de la Pretensión Punitiva del Estado, promulgada en diciembre de 1986 para impedir el juzgamiento de los crímenes cometidos durante la dictadura militar en su país (1973-1985).

En 2010, el Semanario Brecha instituyó el Premio Memoria del Fuego, que está previsto que Galeano entregue anualmente a un creador que a sus valores artísticos sume el compromiso social y con los derechos humanos.

 

 

En 2004, Galeano apoyó la victoria de la alianza Frente Amplio y de Tabaré Vázquez. Escribe un artículo en el que menciona que la gente votó utilizando el sentido común. En 2005, Galeano, junto a intelectuales de izquierda como Tariq Ali y Adolfo Pérez Esquivel se unen al comité consultivo de la reciente cadena de televisión latinoamericana TeleSUR. En México colaboró para el periódico La Jornada.

En enero de 2006, se unió a figuras internacionales como Gabriel García Márquez, Mario Benedetti, Ernesto Sabato, Thiago de Mello, Carlos Monsiváis, Pablo Armando Fernández, Jorge Enrique Adoum, Luis Rafael Sánchez, Mayra Montero, Ana Lydia Vega y Pablo Milanés, en la demanda de soberanía para Puerto Rico. Además firmaron en la proclamación de independencia del país.

En febrero de 2007, Galeano superó una operación para el tratamiento del cáncer de pulmón. En noviembre de 2008, dijo sobre la victoria de Barack Obama:

La Casa Blanca será la casa de Obama pronto, pero esa Casa Blanca fue construida por “esclavos negros”. Y me gustaría y espero que él nunca lo olvide.

En abril de 2009, el presidente venezolano Hugo Chávez entregó un ejemplar de Las venas abiertas de América Latina al presidente estadounidense Obama durante la quinta Cumbre de las Américas, celebrada en Puerto España, Trinidad y Tobago. El hecho provocó que se convirtiera en pocas horas en un éxito de ventas en internet.

Padecía cáncer de pulmón desde 2007, esto lo había obligado a reducir sus apariciones públicas, a pesar de lo cual siguió participando en diferentes eventos. Luego de estar internado una semana en el sanatorio 2 del CASMU a raíz de su enfermedad, falleció el 13 de abril de 2015 a las 8:20, en su natal Montevideo.

 

10 FRASES DE EDUARDO GALEANO

 

  • Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos.
  • Hay un único lugar donde ayer y hoy se encuentran y se reconocen y se abrazan. Ese lugar es mañana.
  • Y hoy, más que nunca, es preciso soñar. Soñar, juntos, sueños que se desensueñen y en materia mortal encarnen.
  • Ojalá podamos tener el coraje de estar solos, y la valentía de arriesgarnos a estar juntos.
  • Si me caí es porque estaba caminando. Y caminar vale la pena, aunque te caigas.
  • Sólo los tontos creen que el silencio es un vacío. No está vacío nunca.
  • Creo que hay que pelear contra el miedo, que se debe asumir que la vida es peligrosa y que eso es lo bueno que la vida tiene para que no se convierta en un mortal aburrimiento.
  • Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo.
  • En un mundo de plástico y ruido, quiero ser de barro y de silencio.
  • El alimento de las minorías se convierte en el hambre de las mayorías.

 

 

OBRA

1963 Los días siguientes
1964 China
1966 Los colores
1967 Guatemala, país ocupado
1967 Reportajes
1967 Los fantasmas del día del león y otros relatos
1968 Su majestad el fútbol
1971 Las venas abiertas de América Latina
1971 Siete imágenes de Bolivia
1971 Violencia y enajenación
1972 Crónicas latinoamericanas
1973 Vagamundo
1975 La canción de nosotros
1977 Conversaciones con Raimón
1978 Días y noches de amor y de guerra
1980 La piedra arde
1981 Voces de nuestro tiempo
1982 – 1986 Memoria del fuego11​
1984 Aventuras de los jóvenes dioses
1985 Ventana sobre Sandino
1985 Contraseña
1986 La encrucijada de la biodiversidad colombiana
1986 El descubrimiento de América que todavía no fue y otros escritos
1988 – 2002 El tigre azul y otros artículos
1962 – 1987 Entrevistas y artículos
1989 El libro de los abrazos
1989 Nosotros decimos no
1990 América Latina para entenderte mejor
1990 Palabras: antología personal
1992 Ser como ellos y otros artículos
1993 Amares
1993 Las palabras andantes
1994 Úselo y tírelo
1995 El fútbol a sol y sombra
1998 Patas arriba: Escuela del mundo al revés
1999 Carta al ciudadano 6.000 millones
2001 Tejidos. Antología
2004 Bocas del tiempo
2006 El viaje
2007 Carta al señor futuro
2008 Patas arriba/ la escuela del mundo al revés
2008 Espejos
2008 La resurrección del Papagayo
2011 Los hijos de los días
2015 Mujeres – antología

Comentarios a esta nota

También te podría gustar...