10 Frases del Dalái Lama

El dalái lama​ es el título que obtiene el dirigente de la Administración Central Tibetana y el líder espiritual del lamaísmo o budismo tibetano. Es el término utilizado en el budismo tibetano y en la religión bön para referirse a aquel maestro que ha logrado tener el control parcial o total en la muerte sobre la forma de su reencarnación, y el conocimiento del lugar de su nuevo nacimiento. El actual dalái lama es Tenzin Gyatso (6 de julio de 1935, 83 años). Es el decimocuarto dalái lama, supremo dirigente espiritual y político del Tíbet,​ líder religioso de la escuela Gelug del budismo tibetano.

Nació con el nombre de Lhamo Dondhup, en la provincia de Amdo. A la edad de cinco años, fue proclamado encarnación (tulku) del decimotercer dalái lama fallecido, llevado al palacio de Potala en la capital del Tíbet y oficialmente proclamado líder espiritual. En el budismo, sobre todo dentro de la corriente tántrica, un tulku es un sacerdote o monje que ha escogido conscientemente renacer (reencarnar) al transferir su consciencia, comúnmente muchas veces, para continuar con sus tareas.


Tenzin Gyatso

Es vegetariano y promueve que la gente lo sea, inspirado por el mensaje de «gran compasión» (mahakaruna). Entre algunas de las campañas que ha hecho para promoverlo está el solicitar a los restaurantes de Dharamsala que se volvieran vegetarianos, con resultados positivos, o que una cadena de comida rápida a base de pollo no abriera establecimientos en el Tíbet.

10 FRASES

  • La felicidad no es algo que venga prefabricado. Viene de tus propias acciones.
  • Si usted piensa que es demasiado pequeño para marcar una diferencia, trate de dormir con un mosquito.
  • Hay un dicho en tibetano, “la tragedia debe ser utilizada como una fuente de fortaleza”. No importa qué tipo de dificultades pasemos, cómo de dolorosa es la experiencia, si perdemos nuestra esperanza, ese es nuestro verdadero desastre.
  • El silencio es a veces la mejor respuesta.
  • Recuerda que a veces no conseguir lo que quieres es un maravilloso golpe de suerte.
  • Cada día, cuando te despiertes, piensa hoy me siento afortunado de estar vivo, tengo una preciosa vida humana, no voy a desperdiciarla. Voy a utilizar todas mis energías para desarrollarme, para ampliar mi corazón a los demás; para alcanzar la iluminación para el beneficio de todos los seres. Voy a tener buenos pensamientos hacia los demás, no voy a enojarme o pensar mal de otros. Voy a beneficiar a los demás tanto como pueda.
  • Sea bueno siempre que sea posible. Siempre es posible.
  • El amor y la compasión son necesidades, no lujos. Sin ellos, la humanidad no puede sobrevivir.
  • Dales a los seres queridos alas para volar, raíces para volver y razones para quedarse.
  • Nuestro principal propósito en esta vida es ayudar a otros. Y si no se les puede ayudar, al menos no hacerles daño.
Comentarios a esta nota

También te podría gustar...