Autofagia: ¿qué es? ¿es bueno?

El término «autofagia» fue acuñado por el bioquímico belga Christian de Duve en 1963.​ La investigación contemporánea arrancó en la década de 1990 con la identificación en levaduras de los genes relacionados con este proceso. Uno de los investigadores, Yoshinori Ohsumi, recibió el Nobel de Medicina en 2016 por sus trabajos. ​El término deriva de las raíces griegas auto – uno mismo; phagos – comer. Según un estudio reciente, la autofagia es la clave del éxito del ayuno intermitente para adelgazar.

Autofagia hace referencia al autoconsumo, es decir, el cuerpo se regenera, recicla sus componentes o se «come a si mismo» a nivel celular y esto es lo que permite muchas veces mantener la salud o retrasar el envejecimiento. Este proceso ayudaría a controlar o prevenir enfermedades degenerativas y también a estar más en forma. El estudio publicado en la revista Cell señala que el ayuno intermitente o el ayuno en días alternos y otras formas de restricción calórica inducen este proceso de autofagia y esta sería la razón por la cual ayudan, entre otras cosas, a adelgazar y mantenernos saludables.

Los investigadores descubrieron por primera vez cómo ante el ayuno las células activan los genes de autofagia mediante las proteínas llamadas Sequoia, YL-1 y Sir2, que interactúan con la proteína relacionada con la autofagia citoplasmática Atg8a que cumple un papel nuclear. Lo importante es que el ayuno intermitente, como lo hace el ejercicio intenso y otros modos de restricción calórica, induce la autofagia y de esta manera ayudan a mantener un peso corporal saludable y una mejor calidad de vida. Gracias a este ‘canibalismo’, el organismo se libra de las proteínas viejas e inservibles, e impide que se vayan acumulando y dando origen a patologías como el cáncer o el alzheimer. Durante años, los científicos se han afanado en identificar de qué manera se puede estimular la autofagia, pues ello sería una clave para luchar contra el deterioro provocado por el envejecimiento. Y uno de los hallazgos ha sido que la privación de nutrientes en el ayuno, es probablemente la más eficaz vía para activar el proceso.

Comentarios a esta nota

También te podría gustar...