Cómo combatir el acné. Claves y tratamientos caseros

Combatir el acné es una tarea muy común en especial para los jóvenes, pero también para muchos adultos. Se calcula que un más de un 15% de la población mayor de 25 años suele tener algún tipo de acné tardío. Si bien las causas son variadas, se sabe que en la mayoría de los casos el acné se produce por cambios en niveles hormonales. Sin embargo, también se sabe, que el acné es provocado por bacterias que invaden los poros de la piel; por esa razón en casos no severos lo fundamental para limitar el acné es mantener un cutis limpio. Aunque el acné ataca diversas zonas del cuerpo, lo más problemático es cuando aparece en el rostro ya que resulta imposible ocultarlo. Actualmente tenemos a disposición gran variedad de productos específicos a la venta para realizar tratamientos, siempre bajo la guía de un/a especialista en dermatología. Por otra parte, hay muchos remedios y tratamientos caseros eficaces que vale la pena probar. En este post te contamos cuáles son los más usuales y sencillos remedios caseros para combatir el acné. Además te damos consejos sencillos y algunas advertencias.

Nota: si el acné es severo, lo más recomendable es hacer una consulta con un/a especialista en dermatología. Es la forma para obtener resultados más efectivos y sanos.

5 claves

1) Tipo de piel: lo principal para combatir el acné es dar en la tecla con el tipo de tratamiento que mejor se adapte con tu tipo de piel.

2) Cutis limpio: Realizar limpiezas diarias con agua tibia y jabón neutro (o algún tipo de jabón recetado). Una de las causas principales en el surgimiento del acné es el sudor y la suciedad en la piel.

3) Sin tocar: tocar o reventar los granos lastima la piel, deja marcas y provoca o agudiza las infecciones.

4) Sin cosméticos: evitar el uso de de maquillaje.

5) Una buena dieta: eliminar la ingestión de alimentos refinados. Consumir alimentos ricos en vitamina A (principalmente hígado, huevos y lácteos, pero también en vegetales como la zanahoria, el brócoli y la espinaca)  y vitamina E (granos de soja, almendras, semillas de girasol).  También alimentos ricos en zinc (ostras, germen de trigo, semillas de calabaza, cacao en polvo, maní, carne de cordero y cangrejos).

Remedios caseros y tratamientos sencillos

Hielo

El hielo reduce las inflamaciones y es muy utilizado para reducir las sensaciones de ardor típico de los casos de acné severo. Aplicar frotando suavemente un cubo de hielo en la zona afectada hasta que se adormezca; luego retirar el hielo evitando tocarte el rostro por unos minutos. Aplicarlo todos los días antes de acostarte.

Bicarbonato de Sodio

No te laves la cara jabones comunes ya que estos resecan la piel y pueden emporar la piel. Si no tienes jabones neutros, una buena alternativa es lavarte la cara con una cucharadita de bicarbonato de sodio disuelto en agua tibia. Para todos los días: lavarse la zona afectada por la mañana y por la noche.

Pasta de dientes

Aplicar una pequeña cantidad de pasta  de dientes en los granos antes de dormir. Lavar el rostro con agua fría al despertarse. La pasta de dientes contiene sílice que ayudará a secar el grano durante la noche. Esto irá reduciendo de tamaño los granos. Utilizar pasta de dientes naturales: ten en cuenta que algunas pastas de dientes (así como muchos champús y jabones) tienen un compuesto llamado laurilsulfato sódico (SLS) que puede irritar la piel.

Aloe Vera

El corazón de gelatina de salvia transparente de aloe vera hidrata tu piel y  tiene muchísimas propiedades beneficiosas. Cortar un trozo de hoja de aloe vera, sacar las espinas y partir al medio por lo angosto.  Aplicar por la zona con acné dos veces al día, dejar actuar unos minutos y después lavar con agua fría y secar. Tip: también es un muy útil para la cicatrización de las cicatrices.

Pepino

Sencillo y refrescante el pepino es uno de los tratamientos caseros más utilizados.  Con el interior de un pepino hacer una pasta machacando: aplicarlo y dejarlo actuar durante 30 minutos. Lavar y secar.

Cítricos

Limón y naranja: tanto la naranja como el limón son muy eficaces para combatir el acné gracias al contenido de ácido cítrico. Naranja: moler la cáscara de naranja con un poco de agua hasta obtener una pasta. Aplicarla, dejarla actuar treinta minutos. Lavarse y secar. Limón: cortarlo a la mitad y exprimir el jugo. Usar un algodón o un hisopo para aplicar en la piel (¡evitar aplicarlo en  los ojos!). Otra forma de usar el limón: mezclar el jugo con un poco de miel. Aplicar sobre la piel, dejar actuar diez minutos; lavar con agua tibia.

Ajo

El ajo posee grandes propiedades antibacterianas. Pelar el ajo, cortarlo al medio y aplicarlo crudo con suavidad sobre la piel afectada.  Se puede aplicar varias veces al día.

Tomate

El tomate posee un ácido muy eficaz para combatir las bacterias y reducir el acné. Cortar un tomate a la mitad, aplicar cada parte en cada lado del rostro o de las zonas afectadas.

Menta

La menta tiene propiedades antiinflamatorias naturales. Hacer una infusión o té con hojas de menta, aplicar con algodón o hisopo sobre la zona afectada; dejar actuar diez minutos, luego lavar con agua fría y secar.

Clara de huevo

La clara de huevo utilizada como mascarilla es muy usual en el tratamiento para el acné. Se separa la clara de la yema de un huevo. Aplicar en el rostro la clara como una mascarilla con un pincel. Dejar actuar por quince minutos, luego lavar con agua fría y secar. Este tratamiento se puede hacer dos veces por semana.

Consejos

Dormir bien:  la falta de sueño y el estrés pueden provocar cambios hormonales. Reduce el estrés: medita o haz deporte. Lavarse el pelo con regularidad:  el cabello acumula grasa y suciedad y su contacto con la piel del rostro es continua.  Cambiar la funda de almohada cada semana. Cambiar las toallas regularmente.

Comentarios a esta nota

El Profe

El Profe transmite lo que aprende. Lo de todos los días y lo de una vez en la vida. De chico mucha enciclopedia, mucho diccionario. De grande, los sigue usando. El Profe además tira data de lo que hay más allá: cosas que le dictan los profetas.

También te podría gustar...