¿Qué es la dieta cetogénica?

La dieta cetogénica, término acuñado por Russell M. Wilder (1885-1959) en 1921,​ alude a una intervención terapéutica cuyo objetivo es generar una situación de cetosis (formación de cuerpos cetónicos) similar a la del ayuno. Tal situación se logra bien por un aporte insuficiente de alimentos (la cantidad de energía de la dieta es menor que la requerida) o bien por una restricción de alimentos ricos en glúcidos (consumiendo alimentos ricos en proteínas o en grasas). Este tipo de dietas, que se deben aplicar bajo control médico, se prescriben en la epilepsia refractaria al tratamiento farmacológico​​ o en sujetos con obesidad mórbida que se someterán a una intervención de cirugía bariátrica. Un caso particular de dieta cetogénica es la popular dieta Atkins.

La clasificación de las dietas cetogénicas atiende a la restricción en la cantidad de glúcidos, bien por predominar las grasas o las proteínas (dietas bajas en glúcidos) o bien porque la cantidad total de nutrientes es insuficiente para aportar la energía necesaria (dietas hipocalóricas). Así se tienen:

Dietas bajas en glúcidos: en general aportan menos de 50 g de glúcidos y que, a su vez, se subdividen en:

  • Ricas en grasa: generalmente son ricas en grasas saturadas y se subdividen según el tipo de grasa que predomine (como los triacilglicéridos de cadena media o TCM) y la proporción de los otros macronutrientes.
  • Ricas en proteínas (hiperproteicas): aunque el nutriente que predomina desde el punto de vista energético es la grasa, en dichas dietas aumenta la proporción de las proteínas hasta el 30 % de la energía.
  • Dietas bajas en energía (hipocalóricas): tales dietas aportan una cantidad insuficiente de glúcidos y de energía (no superior a las 1000 kcal).
  • Dieta baja en hidratos de carbono: se quema la grasa para obtener energía. Los hidratos de carbono se limitan a un máximo de 20 g por día, lo que significa que el total de calorías que entran en su cuerpo va a provenir de las grasas (65 %), proteínas (30 %) e hidratos de carbono (5 %).
  • Dieta hiperproteica vegana: Es aquella que aumenta significativamente la cantidad de proteína pero de origen vegetal, es una dieta alta en grasa de origen vegetal (frutos secos, palta, coco), media en proteína de origen vegetal (dando prioridad a las legumbres y a la soja y sus derivados) y media-baja en hidratos de carbono.

La dieta cetogénica actual se originó como una forma para tratar las enfermedades neurológicas, como la epilepsia. Algunos estudios han demostrado que la dieta puede tener beneficios en una gran variedad de enfermedades:

Cardiopatía: La dieta cetogénica puede mejorar los factores de riesgo como la grasa corporal, los niveles de colesterol HDL, la presión sanguínea y el azúcar presente en la sangre.
Cáncer: En la actualidad, esta dieta se ha usado para tratar muchos tipos de cáncer y reducir el crecimiento de tumores.
Alzheimer: La dieto keto podría reducir los síntomas de Alzheimer y disminuir su progresión.
Epilepsia: Las investigaciones han demostrado que la dieta cetogénica puede reducir en gran medida las crisis epilépticas en los niños.
Párkinson: Un estudio descubrió que la dieta ayudaba a mejorar los síntomas del Párkinson.
Síndrome del ovario poliquístico: La dieta cetogénica puede ayudar a reducir los niveles de insulina, lo que podría jugar un papel fundamental en el síndrome del ovario poliquístico.
Lesiones cerebrales: Un estudio en animales descubrió que la dieta puede reducir las conmociones cerebrales y ayudar a la recuperación del paciente tras sufrir estas lesiones.
Acné: La disminución en los niveles de insulina y la reducción en la ingesta de azúcar o alimentos procesados podrían mejorar el acné.
Sin embargo, se debe tener en cuenta que los estudios realizados están lejos de ser concluyentes.

ALIMENTOS QUE HAY QUE REDUCIR

Comidas azucaradas: Refrescos, zumos de frutas, batidos, tartas, helados, dulces, etc.
Cereales o féculas: Productos derivados del trigo, arroz, pasta, cereales, etc.
Fruta: Todas las frutas excepto las pequeñas porciones de frutos del bosque, como las fresas.
Judías o legumbres: Guisantes, alubias rojas, lentejas, garbanzos.
Hortalizas de raíz y tubérculos: Papas, batatas, zanahorias.
Productos dietéticos o bajos en grasas: Suelen ser altamente procesados y ricos en carbohidratos.
Algunos condimentos o salsas: Sobre todo, los que contienen azúcar y grasas saturadas.
Grasas saturadas: Limite la ingesta de aceites refinados, la mayonesa, etc.
Alcohol: Debido a su gran contenido en carbohidratos, muchas bebidas alcohólicas deben eliminarse en una dieta cetogénica.
Alimentos dietéticos sin azúcares: Suelen ser ricos en alcoholes de azúcar, lo que puede afectar a los niveles de cetonas.

ALIMENTOS QUE PODEMOS CONSUMIR:

Carne: Carne roja, chuletón, jamón, salchichas, bacon, pollo y pavo.
Pescado graso: Como el salmón, las truchas, el atún y la caballa.
Huevos: Busque huevos ricos en omega 3 y pasteurizados.
Mantequilla y crema: De ser posible, busque alimentos que se hayan alimentado de pasto.
Queso: Queso no procesado (cheddar, de cabra, cremoso, azul o mozzarella).
Nueces y semillas: Almendras, nueces, semillas de lino, semillas de calabaza, semillas de chía, etc.
Aceites saludables: Sobre todo, aceite de oliva virgen extra, aceite de coco y aceite de aguacate.
Guacamole: Aguacates enteros o guacamole hecho de forma natural.
Verduras bajas en carbohidratos: La mayoría de verduras verdes, tomates, cebollas y pimientos.
Condimentos: Puede usar sal, pimienta, algunas hierbas y especias saludables.

Comentarios a esta nota

También te podría gustar...