Receta: Bollos de mijo con manzanas y cebolla

La alimentación macrobiótica define una manera de comer basada en el principio de equilibrio del Yin y Yang y consiste en una adaptación de las tradiciones culinarias de Extremo Oriente, donde alimentación, medicina e incluso espiritualidad a menudo se presentan imbricadas.​ Aun así, se encuentran principios equivalentes a los de la alimentación macrobiótica en la mayoría de cocinas ancestrales del mundo entero, incluso en las occidentales (en especial el hecho de tomar cereales y otras gramíneas como alimento de base, bajo forma de grano o de harina).

Les dejamos una receta de alimentación macrobiótica.

BOLLOS DE MIJO CON MANZANA Y CEBOLLA

 

INGREDIENTES

  • 3 a 3 y 1/2 tazas de agua
  • 1 cucharadita de aceite de maíz o girasol
  • 1 manzana pelada y cortada en cuadraditos
  • 1 hoja de laurel
  • 1/2 a 1 cucharadita de sal marina
  • 2 cucharadas de cebolla
  • 1 taza de mijo previamente lavado

PASO A PASO

Poner a hervir el agua con el aceite, la manzana, el laurel y la sal; cuando hierve, incorporarle el mijo y bajar el fuego al mínimo. Agregarle un difusor de calor y cocinar suavemtne revolviendo de vez en cuando alrededor de 30 minutos. Luego, dejar descansar, volcar la preparación aún tibia en un bol, y mezclar con la cebolla. Hay que humedecerse las manos con agua y armar los bollos de tamaño deseado. Hornerarlos en horno moderado solo para que queden sellados por fuera pero tiernos por dentro.

Son ideales para un almuerzo frugral.

Se pueden hacer bollos con trigo burgol o mijo según la receta base y agregarles aceitunas, perejil picado o pasas en el medio.

Comentarios a esta nota

También te podría gustar...