10 curiosidades de Notre Dame

La catedral de Notre-Dame, es una catedral de culto católico, sede de la archidiócesis de París, Francia. Dedicada a la Virgen María, madre de Jesucristo, se sitúa en la pequeña isla de la Cité, rodeada por las aguas del río Sena. Es uno de los monumentos más populares de la capital francesa. Se trata de uno de los edificios más antiguos de cuantos se construyeron en estilo gótico. El uso innovador de la bóveda de crucería y del arbotante, los enormes y coloridos rosetones y el naturalismo y la abundancia de decoración escultórica lo diferencian de la arquitectura románica.

Su edificación comenzó en el año 1163 y, para 1260, ya estaba completada en su mayor parte, aunque se terminó en el año 1345 y se modificó de manera frecuente a lo largo de los siglos siguientes. En 1786 la aguja central, dañada por las inclemencias del tiempo, hubo de ser desmontada. Durante la década de 1790, tras la Revolución francesa, Notre Dame fue desacralizada y sufrió el robo o dispersión de muchos de sus bienes así como la profanación de parte de su imaginería religiosa, que quedó dañada o destruida. Tras ser empleada como almacén, en 1802 se devolvió su uso a la Iglesia católica gracias a Napoleón Bonaparte, quien se coronaría emperador en Notre Dame dos años después. Con todo, el templo subsistió en modestas condiciones hasta que la publicación en 1831 de Nuestra Señora de París, novela escrita por Victor Hugo y cuyo escenario principal era Notre Dame, reavivó el interés popular por la vieja catedral parisina. El arquitecto Eugène Viollet-le-Duc, defensor del naciente estilo neogótico, encabezó un proyecto de restauración que comenzó en 1845 y se prolongó durante un cuarto de siglo; esta intervención, demasiado audaz según algunos historiadores, no solo reparó ornamentos dañados sino que también incorporó elementos enteramente nuevos, como una nueva aguja de 96 metros de altura y las hoy célebres gárgolas, y demolió los edificios circundantes.

Ya en 1963 se procedió a limpiar de hollín la fachada, que así recuperó su color original. Entre 1991 y 2000 se llevó a cabo una nueva campaña de limpieza y restauración, pero el edificio seguía necesitando intervenciones en otras partes, como su aguja central, y (tras dificultades para reunir financiación) las reparaciones se reactivaron en 2019.

El 15 de abril de 2019 el edificio sufrió daños significativos a causa de un incendio; dos tercios de la techumbre fueron destruidos, la aguja central de Viollet-le-Duc cayó y los rosetones quedaron dañados. El fuego pudo deberse a un descuido durante las obras de remozamiento que se estaban efectuando, pero esta suposición está sujeta a una investigación ahora en curso.

CURIOSIDADES

  • Es el monumento más visitado de Francia y Europa, con entre 12 y 14 millones de visitantes por año.
  • La entrada es gratis y el Estado francés, que es dueño del edificio, destina 2 millones de euros por año para reparaciones.
  • Tiene tres puertas de entrada repletas de alegorías: el juicio final (portal central), la Virgen y el niño (portal derecho) y la muerte de María (portal izquierdo).
  • El papa Alejandro III puso la primera piedra en 1163, en presencia del rey Luis VII.
  • Cuenta con dos majestuosas torres de 69 metros de altura y para llegar a la cima hay que subir 387 escalones.
  • Su construcción tardó poco más de un siglo.
  • Fue considerado el mayor edificio cristiano del mundo occidental a finales del siglo XII y durante la primera mitad del siglo XIII.
  • Su célebre galería de los reyes está compuesta por 28 estatuas de soberanos que reinaron antes de Jesucristo.
  • Tiene 9 campanas gigantes de 6 toneladas de cobre y estaño.
  • El escritor Víctor Hugo la inmortalizó en su abultada novela «Nuestra Señora de París», cuyo relato se centra en la historia de la desdichada Esmeralda, una mujer gitana; Quasimodo, un jorobado sordo; y Claude Frollo, un archidiácono, en el París del siglo XV.
Comentarios a esta nota

También te podría gustar...