10 curiosidades que no sabías sobre San Martín

José Francisco de San Martín y Matorras​ nació en Yapeyú, Virreinato del Río de la Plata el 25 de febrero de 1778 y falleció en Boulogne-sur-Mer el 17 de agosto de 1850.​ Fue un militar y político rioplatense y uno de los libertadores de Argentina, Chile y Perú. En abril de 1784, cuando tenía seis años, llegó con su familia a la ciudad española de Cádiz ―previa estadía en Buenos Aires― y se radicó luego en la ciudad de Málaga. Comenzó sus estudios en el Real Seminario de Nobles de Madrid y en la Escuela de Temporalidades de Málaga en 1786. Ingresó posteriormente al ejército español e hizo su carrera militar en el Regimiento de Murcia. ​Combatió en el norte de África, luego contra la dominación napoleónica de España y participó en las batallas de Bailén y La Albuera.

Con 34 años, en 1812, tras haber alcanzado el grado de teniente coronel, y luego de una escala en Londres, retornó a Buenos Aires, donde se puso al servicio de la independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata. Se le encomendó la creación del Regimiento de Granaderos a Caballo (que hoy lleva su nombre), que tuvo su bautismo de fuego en el combate de San Lorenzo. ​Más tarde se le encargó la jefatura del Ejército del Norte, en reemplazo del general Manuel Belgrano.​ Allí concibió su plan continental, comprendiendo que el triunfo patriota en la guerra de la independencia hispanoamericana solo se lograría con la eliminación de todos los núcleos realistas que eran los centros de poder leales a mantener el sistema colonial en América.​

Nombrado gobernador de Cuyo, con sede en la ciudad de Mendoza, puso en marcha su proyecto:​ tras organizar al Ejército de los Andes, cruzó la cordillera del mismo nombre y lideró la emancipación de Chile, en las batallas de Chacabuco y Maipú. Luego, utilizando una flota organizada y financiada por Chile,​ y luego de recibir instrucciones del Senado de Chile,​ atacó al centro del poder español en Sudamérica, la ciudad de Lima, y declaró la independencia del Perú en 1821. Finalizó su carrera de las armas luego de producida la Entrevista de Guayaquil con Simón Bolívar, en 1822, donde le cedió su ejército y la meta de finalizar la liberación del Perú.

Partió hacia Europa, donde murió el 17 de agosto de 1850.​ En Argentina se lo reconoce como el Padre de la Patria​ y el «Libertador», y se lo valora como el principal héroe y prócer del panteón nacional. En Perú también se lo recuerda como el «Fundador de la Libertad del Perú», el «Fundador de la República», el «Generalísimo de las Armas» y el «Protector» del país. ​El Ejército de Chile le reconoce el grado de capitán general.​

 

10 CURIOSIDADES SOBRE SAN MARTIN

 

1. A los 13 años ya se había incorporado al ejército español y participó como voluntario en riesgosas misiones en el Norte de África, que incluían la colocación de explosivos. A los 15 fue ascendido a oficial.

2. Cuando llegó a Buenos Aires, fundó una sociedad revolucionaria secreta, la Logia Lautaro, que luchaba por la Independencia.

3. Era uno de los solteros más codiciados. Las familias porteñas lo invitaban a sus tertulias porque era un buen partido para sus hijas. En casa de Escalada, conoció a Remedios. Estuvieron de novios unos pocos días y se casaron el 12 de noviembre de 1812. José tenía 34 y Remedios, 15.

4. Antes de cruzar los Andes, San Martín se reunió con caciques pehuenches al pie de la cordillera y les solicitó permiso para pasar por estos territorios porque creía que ellos eran los dueños de este país.

 

5. El Ejército de los Andes estaba compuesto por 5200 hombres. Llevaban 10.000 mulas, 1600 caballos, 600 vacas, 900 tiros de fusil y carabina; 2000 balas de cañón, 2000 de metralla y 600 granadas.

6. Era un gran lector en francés, latín e inglés, y a todas partes trasladaba su biblioteca personal. Cuentan que en los fogones del cruce de los Andes les leía a los analfabetos fragmentos de obras clásicas.

7. San Martín viajó a Chile cuando Merceditas tenía cinco meses y pasó mucho tiempo lejos de ella. Su hija volvió a verlo cuando murió Remedios. Tenía siete años y recién entonces comenzó a conocer de verdad a su padre.

8. San Martín padecía problemas pulmonares, producto de una herida en una batalla, reuma y úlcera estomacal. A pesar de sus “achaques” siempre estaba dispuesto para la lucha.

9. San Martín y su hija partieron hacia Europa. En 1825 redactó las famosas máximas, una serie de recomendaciones para su educación en caso de que él no estuviera a su lado. Allí le aconseja el amor a la verdad, la tolerancia religiosa y la dulzura con los pobres.

10. Le gustaba mucho jugar al ajedrez y era muy difícil ganarle.

Comentarios a esta nota

También te podría gustar...