Cómo lograr un arroz gohan perfecto

Si el arroz no está en su punto no hay sushi. Parece una frase demasiado categórica, pero quienes hayan intentando alguna vez armar unos buenos rolls sabe que es del todo acertada.

El arroz gohan es la base de un buen sushi y tiene sus secretos, como toda elaboración culinaria. Una vez logrado el arroz, todo lo demás va sobre rieles, así que no explicaremos acá de qué manera elaborar un buen sushi, sino como conseguir un arroz gohan perfecto.

La receta es tan sencilla que una amiga me la pasó por WhatsApp justo me disponía a tomar las ollas por las manijas.

El primer paso es lavar el arroz hasta que el agua del enjuage salga transparente. De los primeros baños saldrá un agua blancuzca que irá aclarándose enjuague tras enjuague.

Colocar luego igual cantidad de arroz que de de agua en una cacerola. A un kilo de arroz, un litro de agua, por ejemplo. Mantener las porciones constantes.

Se cocina en una cacerola completamente cerrada, para que no escape nada de vapor por once minutos a fuego fuerte.

Cumplido el plazo llevar el fuego al mínimo y continuar cocinando once minutos más.

Es fundamental que no se pierda e vapor en ningún momento.

Tras esos veintidós minutos de cocción dejar reposar quince minutos.

Una vez que se haya cumplido el plazo de reposo enfriar el arroz en un recipiente de madera, de vidrio o de plástico, nunca de metal.

Y eso es todo, dejar unas veinticuatro horas antes de usar.

Buen provecho y buen sushi.

 

 

Comentarios a esta nota

También te podría gustar...